jueves. 01.12.2022

Cuando en los próximos días Galicia retire la obligatoriedad del pasaporte covid, ninguna autonomía mantendrá ya esta restricción en la hostelería (en algunas, sigue vigente para los hospitales y las residencias de mayores). La última en anunciar su retirada fue, ayer, la Comunidad Valenciana.

El pase covid se convirtió en la medida estrella durante las Navidades y se fijó con un doble fin: limitar la transmision del virus y aumentar los índices de vacunación. El segundo objetivo se alcanzó relativamente, porque España partía ya altos niveles de pinchazos, pero la irrupción de la variante ómicron ha impedido que se cumpla el primero.

Desde mediados de noviembre, cuando esta limitación se extendió, casi un millón de personas (995.000) han recibido la primera dosis de la vacuna y 950.000, la segunda. En porcentaje, apenas han sido dos puntos más (del 90,6% al 92,8% en el primer caso; del 89% al 91% en el segundo), pero sirvió para animar al grupo más reacio, los menores de 40 años, que veían cómo podían quedarse sin disfrutar de los bares en Navidad.

«Es evidente que ha ayudado a aumentar la cobertura vacunal», cree Fernando Moraga-Llop, vicepresidente de la Asociación Española de Vacunología. Pero la mayor transmisibilidad de ómicron y la posibilidad de reinfección ha convertido el pase covid en una medida ineficiente para frenar la incidencia.

También Europa dio este martes un paso más hacia la libertad de movimiento más allá de la UE. Bruselas ha autorizado los viajes no esenciales desde terceros países para aquellas personas que hayan recibido la pauta completa.

Galicia es la única comunidad que mantiene el pasaporte covid en la hostelería
Comentarios