domingo. 27.11.2022

El Gobierno mantiene inalterado el calendario vacunal tras los retrasos y Sánchez promete 87 millones de dosis entre abril y septiembre

España contará con cinco millones más de dosis de Pfizer tras el revés de Janssen
vacuna
La vacunación seguirá con las dosis que haya, según el Gobierno.PACO SANTAMARÍA
-
Madrid, 14 abr. (COLPISA, Melchor Sáiz-Pardo/ Alvaro Soto).
El Gobierno no mueve un milímetro su calendario vacunal a pesar de los jarros de agua fría de AstraZeneca y Janssen e insiste en que cumplirá su gran promesa de inmunizar al 70% de la población a finales de agosto.
Y es que el peso de estos dos laboratorios en el plan de vacunación es menor en comparación con el de Pfizer/Biontech, el gran gigante sobre el que pivota toda la estrategia, que está siendo muy fiable en la entregas de 1,2 millones de dosis semanales y que ha prometido antes de septiembre 44 millones de inyectables. Y las previsiones con esta farmacéutica son incluso más favorables porque este miércoles anunció que adelantará a la Unión Europea en el segundo trimestre 50 millones de nuevas dosis, de los que 5 millones corresponderían a España, que en principio se iban a enviar en el tercer trimestre.
Con estos datos optimistas, Pedro Sánchez dejó ayer claro en el Congreso que el revés de Janssen y los continuos contratiempos de AstraZeneca, que esta semana no ha mandando ni la mitad de las dosis estipuladas, no van a trastocar la meta de la inmunidad de rebaño antes de que acabe el verano.
Así las cosas, el presidente confirmó su objetivo de haber vacunado con la pauta completa y con "total garantía y absoluta seguridad" a esos 33 millones personas antes de septiembre. Es más, Sánchez incluso, por primera vez, abrió la puerta a que España sea capaz de "superar" esas optimistas previsiones a pesar de los continuos contratiempos de los laboratorios de las vacunas de adenovirus.
El jefe del Ejecutivo se reafirmó que entre abril y junio España va a recibir 38 millones de vacunas. Y afirmó que una vez esté aprobada por la EMA la vacuna de Curevac, las estimaciones son que entre junio y septiembre lleguen a España 48 millones de dosis, lo que supondrían 87 millones entre abril y septiembre. "Con ello nos vamos a asegurar de que cualquier personas que lo deseé pueda estar vacunada", afirmó Sánchez.
146.000 dosis Pero aunque el Gobierno apueste por Pfizer y Moderna, en Sanidad, como dejó ayer claro Carolina Darias, tampoco están por desdeñar a Janssen y AstraZeneca. De hecho, el Ministerio de Sanidad recibió a primera hora de la tarde del miércoles las primeras 146.000 dosis de Janssen.
Los viales, no obstante, quedaron en el almacén central de Madrid y no fueron repartidos entre las comunidades a la espera de que la semana que vienen la Agencia Europea del Medicamento (EMA) emita un veredicto sobre los trombos en Estados Unidos. La propia Darias se mostró convencida de que el de Janssen será un parón momentáneo, ya que -auguró- la EMA va a certificar probablemente la semana que viene que esta profilaxis monodosis sigue siendo segura tras analizarlos seis casos de un tipo de coágulo sanguíneo "raro y grave", todos en mujeres de entre 18 y 48 años, que se han detectado en Estados Unidos, tras casi siete millones de inoculaciones de la fórmula de Johnsson & Johnsson. En el Gobierno confían en que los reguladores norteamericano y europeo se pronuncien a favor ya que el porcentaje de capítulos de embolias (1/1 millón) es mucho inferior del presentado por AstraZeneca (1/100.000) y la profilaxis británica, a pesar de que los casos de trombos aparentemente son más numerosos, ha tenido el aval de la EMA porque sus beneficios superan a los riesgos.
En el departamento que dirige Carolina Darias, además, recordaron que los planes de la ponencia de vacunas era reservar Janssen para el colectivo de 70 a 79 años, donde no se han detectado problemas de coagulación, por lo que esperan que, una vez se vuelva a poner en circulación esta profilaxis, no altere el calendario de vacunación y, sobre todo el objetivo de lograr la inmunidad de rebaño con el 70% de la población protegida.
Pero en la carrera hacia la inmunidad y para sortear los varapalos de la vacunas de adenovirus, Sanidad dejó claro hoy a las comunidades en el Consejo Interterritorial que no quiere atajos. Así, el ministerio desoyó la petición de Madrid, Cataluña y Andalucía de ampliar de 21 a 42 días la inoculación de la segunda dosis de las dos vacunas más confiables, Pfizer y Moderna, para así "optimizar recursos" y aumentar el número de personas inmunizadas parcialmente, aunque sea a costa de no proteger todavía al 100% a grupos de personas mayores considerados más vulnerables.
Francia, Inglaterra o Italia ya han recurrido esta práctica que tiene el visto bueno de la EMA.
Carolina Darias rechazó esta posibilidad porque, dijo, el incremento de llegadas de vacunas durante el segundo trimestre va a hacer innecesario tener que aplazar la segunda dosis. "Los colectivos más vulnerables deben de tener la máxima protección", apuntó la ministra, que dijo que los informes de su departamento solo dan un 50% de protección con una sola dosis de Pfizer o Moderna.
Sanidad también descartó, por el momento, la propuesta de Madrid y Andalucía de que los menores de 60 años puedan vacunarse voluntariamente tanto con AstraZeneca como con Janssen, siempre que firmen un documento oficial autorizando inocularse con estas fórmulas que han provocado trombos en personas menores de 55 años. No hubo tampoco luz verde a la petición de la Comunidad de Madrid de ampliar a mayores de 69 años la administración de AstraZeneca, que en la actualidad está limitada a personas entre 60 y 69.

El Gobierno mantiene inalterado el calendario vacunal tras los retrasos y Sánchez...
Comentarios