lunes. 28.11.2022

En la localidad riojana de Haro (11.700 habitantes), uno de los focos que más preocupan, el GAR (Grupo de Acción Rápida de la Guardia Civil) se desplegó a primera ahora de ayer para ayudar a contener el brote conocido el viernes. Los agentes estuvieron tres horas en un barrio y portaron trajes NBQ, una indumentaria de protección individual empleada por militares y otros profesionales para proteger el torso y las extremidades de la exposición directa de elementos químicos y bactereológicos. El objetivo del despliegue era conseguir que se cumplieran las obligaciones de aislamiento determinadas por Sanidad, pues algunos no las respetaban.

La Guardia Civil contiene el brote de Haro puerta a puerta
Comentarios