lunes. 30.01.2023
Efectivos de Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil se desplazaron durante la mañana al lugar del hallazgo para tratar de encontrar pruebas que ayuden a esclarecer el caso. A mediodía, varios camiones cisterna terminaron de vaciar por completo el pozo negro para recuperar todos los restos óseos del niño. El Ayuntamiento de Trijueque tuvo que dictar un bando ordenando a los vecinos que disminuyeran el consumo de agua para evitar nuevos vertidos en la fosa séptica. El cadáver fue trasladado de inmediato al tanatorio del hospital de Guadalajara para practicarle la autopsia y las pruebas de ADN que confirmen, sin genero de dudas, la identificación del cuerpo. El padre del niño, Francisco Párraga, fue requerido este jueves por la Guardia Civil para aportar una muestra de sangre que cotejar con los restos genéticos del esqueleto encontrado, mientras que su madre confirmó que las ropas y el calzado encontrado pertenecían a su hijo. Las pruebas forenses también deberán determinar las causas de la muerte del niño y si éste fue asesinado o llegó por sus propios medios a la depuradora, para terminar cayendo accidentalmente al pozo. En este segundo caso, la Guardia Civil dará por cerrado el caso. Expertos de este cuerpo policial no descartan la posibilidad de una muerte fortuita.

La Guardia Civil investiga si fue un accidente o un asesinato
Comentarios