sábado. 04.02.2023
La Dirección General de la Guardia Civil ha decidido reincorporar al trabajo a la agente Alba Romero, que fue apartada del cuerpo en el 2004 tras someterse a una operación de cambio de sexo, según informó el PSOE en un comunicado. Romero entró en la Guardia Civil como varón y solicitó una baja voluntaria para someterse a una operación de extirpación de genitales e iniciar los trámites en el Registro Civil, con el fin de cambiarse el nombre masculino por el nuevo de Alba. Su caso saltó a los medios de comunicación cuando, en el 2004, pidió su reingreso en el cuerpo y un Tribunal Médico Militar, tras someterla a un examen, la declaró «inútil para el servicio» por carecer de testículos. Según destaca el secretario de Movimientos Sociales del PSOE, Pedro Zerolo, es una «gran noticia» que esta agente se encuentre ya ejerciendo sus responsabilidades laborales «como la mujer que es». Zerolo se muestra convencido de que con la futura ley de identidad de género no se volverán a producir estas situaciones.

La Guardia Civil reincorpora a una agente apartada por un cambio de sexo
Comentarios