jueves 1/10/20
Espacio

Hallan indicios de la llegada del fósforo a la Tierra

Investigación pionera del Observatorio Europeo Austral

Un estudio del Observatorio Europeo Austral (ESO), publicado este miércoles en la revista Monthly Notices of the Royal Astronomical Society, da un paso más para la comprensión del origen de la vida en nuestro planeta. El estudio, dirigido por Víctor Revilla —investigador del Instituto Nacional de Astrofísica de Italia— se centra en la comprensión de cómo el fósforo llegó a la tierra, partiendo del hecho de que se trata de un elemento presente en nuestro ADN y esencial para la vida. «La vida apareció en la tierra hace aproximadamente 4.000 millones de años, pero todavía no conocemos los procesos que la hicieron posible», dijo este investigador. La investigación aprovecha las capacidades de la instalación ALMA, el mayor observatorio astronómico del mundo —situado en el desierto chileno de Atacama— y de la sonda Rosseta de la Agencia Espacial Europea, y muestra por primera vez donde se forman las moléculas que contienen fósforo. Las observaciones apuntan a que el monóxido de fósforo pudo ser clave en el comienzo de la vida en la tierra.

Las capacidades de ALMA permitieron una mirada detallada de la región de formación de estrellas AFGL-5142 en la que se pudo identificar como se forman algunas moléculas portadoras de fósforo, entre ellas el monóxido de fósforo. Esas moléculas se crean a medida que se forman estrellas masivas.

Los flujos de gas emanados por las estrellas masivas jóvenes abren cavidades en las regiones interestelares donde, a través de choques y radiaciones de la estrella que está naciendo, se forman moléculas que contienen fósforo.

La molécula más abundante es la de monóxido de fósforo. En el momento en que las paredes de las cavidades colapsan para formar una estrella el monóxido de fósforo puede congelarse y quedar atrapado en granos de polvo que se reúnen para formar rocas y cometas.

Hallan indicios de la llegada del fósforo a la Tierra