domingo 22/5/22
ANTONIO LACERDA

En momentos donde se limita el contacto físico por la pandemia, un hospital de las afueras de Río de Janeiro sin pacientes ingresados por covid ha puesto en marcha su «hora del abrazo» gracias a una película de protección que posibilita demostraciones afectivas entre internos y familiares. Con turnos debidamente planificados, pacientes, familiares y hasta funcionarios del hospital Placi se apretujan entre sí en esta hora tan especial. | efe

La hora de los abrazos... plastificados
Comentarios