viernes. 03.02.2023
Una familia de la localidad malagueña de Marbella que esperaba recibir el cuerpo de una mujer de 96 años emprenderá acciones legales para aclarar por qué un vuelo de Iberia trasladó hasta el aeropuerto de Málaga el cadáver de una gallega de 55 años. Los parientes de la fallecida, Isabel Padilla, que residía desde hacía años en una población cercana a París, han comunicado los hechos a un abogado para tratar de esclarecer lo ocurrido, y aunque «no acusamos a nadie, se emprenderán acciones legales», dijo la nieta. La familia se desplazó hasta el aeropuerto malagueño para recibir el ataúd, que viajaba desde París en un vuelo de Iberia que hizo escala en Barcelona, según publicó ayer el diario SUR de Málaga. La hija de la fallecida comprobó que el cadáver del féretro no correspondía al de su madre y la compañía aérea comunicó a la familia que el cuerpo de Isabel Padilla se encontraba en el aeropuerto de Santiago de Compostela y que hasta Málaga habían viajado los restos de una gallega.

Iberia entrega dos cadáveres a las familias equivocadas
Comentarios