martes 19/10/21

Igea a los hosteleros: «No hay caso a pedir disculpas por salvar vidas»

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, se mostró ayer comprensivo con las críticas de los hosteleros que pueden recibir él y el presidente, Alfonso Fernández Mañueco, pero afirmó que «no hay caso a pedir disculpas», porque las medidas adoptadas tienen la finalidad de «salvar vidas».

A las criticas sobre los aforos en las iglesias,dijo: «No me importa quien lo diga, no está en la Biblia, ni el Nuevo Testamento decir amén a todo lo que diga un cardenal. Tengo mucho respeto por la jerarquía católica, pero tengo más respeto por el mensaje y el mensaje evangélico me lleva a proteger la vida de mis hermanos y yo hago lo que creo que tengo que hacer como político y como cristiano», ha enfatizado.

Preguntado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno por la decisión simbólica de los hosteleros de Segovia y Palencia de declararles personas non gratas, Igea dijo: «Es lo que nos toca, no estamos aquí para ser agradables o simpáticos, no me he presentado al concurso de Míster España».

El portavoz de la Junta dijo inicialmente que no tiene «ningún problema en pedir disculpas», pero añadió que lo haría si hubieran tomado medidas que hubieran antepuesto otros intereses a los de «la vida de los ciudadanos».

Comparó la situación que vive ahora la Junta, tras la resolución del Tribunal Supremo que anula el adelanto del toque de queda, con lo vivido anteriormente por otros ejecutivos como el central o el vasco ante reveses judiciales similares, también relacionados con la pandemia.

«Quienes están gobernando y no han huido de sus responsabilidades están tomando decisiones», en lugar de convertirse en «comentaristas», destacó convencido de que en este momento «no hay caso» para «pedir disculpas» a los sectores económicos afectados por los cierres.

Reconoció que estos sectores necesitan ayuda porque lo están «pasando muy mal» y aseguró que nada de lo que haga o diga un empresario en esa situación le va a parecer mal, porque le parece una «reacción humana, lógica y comprensible», pero volvió a insistir en que no están en un «concurso de popularidad» sino tomando decisiones.

Al ser preguntado por si está agotado por ser el blanco de todas las críticas, Igea confesó: «Sí, claro que estoy cansado, por supuesto, pero no me puedo permitir cambiar de actitud, ni relajar nuestro trabajo. Vamos a estar aquí hasta que esto se acabe y los ciudadanos sufran lo menos posible». «Por encima de cualquier cosa está cumplir con lo que crees que es tu obligación», zanjó.

Igea criticó la «bajeza moral» que a su juicio muestra el PSOE cuando ayer su secretario general, Luis Tudanca, acusó al Ejecutivo autonómico de actuar por venganza contra los hosteleros al establecer nuevas medidas contra la covid.

Igea a los hosteleros: «No hay caso a pedir disculpas por salvar vidas»
Comentarios