domingo 20/6/21
Comparecencia de Igea

La hostelería podrá abrir hasta medianoche desde el 9 de mayo

Igea: "Lo más probable es que ahora suba la incidencia; la enfermedad sigue ahí"

El vicepresidente hace un llamamiento a la responsabilidad de los ciudadanos: "Todavía hay 128 personas intubadas luchando por su vida en la Comunidad a causa del covid"

La Junta amplía el horario de cierre de la hostelería hasta las 22:00 horas. F. Otero Perandones.
Una terraza en el centro de León. FERNANDO OTERO.

Castilla y León fija el horario de cierre de la hostelería a las 00.00 horas tras el fin del Estado de Alarma el próximo 9 de mayo, una fecha a partir de la que se elimina el toque de queda y el confinamiento perimetral de la Comunidad, donde se respetará el semáforo pactado en el Consejo Interterritorial de Salud y se clausurará el interior de bares en localidades con incidencias superiores a 150 casos por 100.000 habitantes.

Así lo ha avanzado el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, quien ha defendido en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que no existe "seguridad jurídica" para mantener medidas como el toque de queda o el confinamiento de la Comunidad tras el Estado de Alarma, al tiempo que ha recordado que tampoco se puede limitar el número de personas en reuniones celebradas en domicilios ni los aforos de los lugares de culto porque sería atentar contra los derechos fundamentales.

Sin embargo, la Junta mantiene los aforos marcados en el "semáforo" para acceder a establecimientos de hostelería, casas de apuestas, comercios y demás establecimientos públicos de acuerdo con los niveles de alerta --actualmente todas las provincias de CyL están en nivel 4--.

De este modo, Igea ha insistido en que las provincias irán desescalando cuando cumplan todos los parámetros marcados en cada nivel.

Sobre el incremento de los horarios en los establecimientos hosteleros Igea ha defendido que no es razonable que si no hay toque de queda se mantenga una limitación horaria que, a su juicio, lo único que haría sería trasladar la actividad al interior de los domicilios "sin medidas y sin distancia".

Tras anunciar estas acciones el vicepresidente ha insistido en que se han adoptado tomando como base el marco legal desde un Gobierno "responsable, con ánimo y entereza". Así, ha asegurado que desde la Junta no se tiene "miedo" ni se ha actuado con "resignación" ante el fin del Estado de Alarma.

"No podemos hacer lo que no se puede hacer, somos uno de los gobiernos más decididos en la gestión de la crisis, nuestra decisión no puede traspasar las líneas de la norma", ha insistido, tras lo que ha reiterado que la toma de decisiones está condicionada a la caída del Estado de Alarma.

El vicepresidente ha señalado que el efecto en el número de contagios de la supresión del Estado de Alarma se podrá hacer una vez pasen 15 días y ha asegurado que se analizarán las decisiones que el Tribunal Supremo adopte sobre acciones en otras autonomías, aunque las medidas irán de la mano de la situación epidemiológica de cada una de ellas.

En este punto ha recordado que Castilla y León adelantó a las 20.00 horas el toque de queda, una decisión que fue tumbada por el Alto Tribunal, por lo que ahora, y recordando las palabras del delegado del Gobierno, Javier Izquierdo, desaparece el confinamiento y el toque de queda. "No voy a ir al TS a preguntar lo que ya contestó", ha garantizado.

"El que debería gobernar en este país es el Gobierno y no subcontratar al Supremo", ha reseñado.

Por último, Igea ha asegurado que por el momento la Comunidad no se plantea confinar municipios, una medida que ya se adoptó en verano de 2020. "Esta Comunidad tiene una distribución municipal diferente y era altamente dificultoso, no vamos a repetir errores", ha zanjado.

"Confiamos en la responsabilidad de la gente", ha reconocido Igea.

Niveles de alerta para la hostelería

En concreto, en el momento en el que el nivel de alerta sea el más bajo --el 1-- no habrá horario de cierre y el consumo podrá realizarse en barra, de pie o en mesa y no podrá superarse el 75 por ciento del aforo con una limitación máxima de ocupación por mesa o agrupación de mesas de 25 personas. En el nivel 2 se establece como horario de cierre de estos establecimientos la 01.00 horas como máximo y el consumo dentro del local no se podrá efectuar en barra o de pie y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, y el 75 por ciento del aforo en mesa en las salas de hasta 40 comensales, en las salas de 41 a 60 comensales el aforo será de 30 personas y en las salas de más de 60 comensales el aforo será del 50 por ciento. La máxima ocupación por mesa o agrupación de mesas será de 10 personas.

En los niveles 3 y 4 se establece como horario de cierre de estos establecimientos las 24.00 horas como máximo, el consumo dentro del local no se podrá efectuar en barra o de pie y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, no pudiendo superarse el 75 por ciento del aforo en el caso de salas de hasta 40; en las salas de 41 a 60 comensales el aforo será de 30 personas, y en las salas de más de 60 comensales el aforo será del 50 por ciento, con una limitación máxima de ocupación por mesa o agrupación de mesas de 6 personas, sin perjuicio de que se puedan adoptar la medida excepcional de suspensión de la actividad en el interior cuando la tendencia sea ascendente en número de casos y presión asistencial.

Por último, en el nivel máximo de alerta, el 4, en el que se encuentra actualmente la Comunidad, el consumo dentro del local no se podrá efectuar en barra o de pie y deberá realizarse sentado en mesa o agrupaciones de mesas, no pudiendo superarse el 33 por ciento del aforo, con una limitación máxima de ocupación por mesa o agrupación de mesas de 6 personas, sin perjuicio de que se puedan adoptar medidas excepcionales como la suspensión de la apertura al público y la suspensión de la actividad.

Además, en el nivel 4 se podrán adoptar medidas sanitarias preventivas excepcionales, entre las que podrá acordarse el adelanto del horario de cierre, la suspensión de la apertura al público y la suspensión de la actividad.

En todos los niveles de alerta se suprimen los bufets o autoservicios salvo cuando el autoservicio solo incluya productos envasados y una persona empleada del establecimiento facilite a los clientes los elementos auxiliares del servicio, como son la vajilla, la cristalería, la cubertería y las servilletas.

En los niveles de alerta 2, 3 y 4 se suprime cualquier actividad de restauración que se desarrolle de pie, como cócteles, o similares.

La hostelería podrá abrir hasta medianoche desde el 9 de mayo