martes 27/10/20

Illa pide de nuevo a Ayuso que "se deje ayudar" y advierte sobre "medidas mucho más duras"

La Comunidad de Madrid defiende su estrategia anticovid y rechaza imposiciones del Gobierno
reu
El ministro de Sanidad durante la reunión con el consejero de la Comunidad de Madrid. JOSÉ MARÍA CUADRADO JIMÉNEZ

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha pedido de nuevo a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que "se deje ayudar" y "siga las recomendaciones" que el Ministerio ha planteado para controlar la pandemia de Covid-19 en la autonomía madrileña, entre las que se encuentra la restricción de la movilidad en toda la ciudad de Madrid, y no solo en las 45 zonas básicas de salud actualmente afectadas.

En rueda de prensa tras la infructuosa pero "cordial" reunión de este lunes con los responsables de Madrid, Illa ha asegurado que en la autonomía existe "transmisión comunitaria" y que el Covid-19 "no está controlado", por lo que ha instado al Ejecutivo madrileño a "actuar con determinación". Por ello, ha insistido en que hay que aplicar las medidas propuestas por Sanidad "con carácter inmediato".

"Pedimos a la presidenta de la Comunidad de Madrid que se deje ayudar y escuche las recomendaciones que hacemos, que vea los datos tal como son. No es una batalla ideológica, es epidemiológica", ha comentado Illa, resaltando que "Madrid es un caso especial de densidad y movilidad, y por eso se acordó un espacio de coordinación reforzada y un plan especial Covid-19".

El ministro ha narrado algunos datos que, a su juicio, muestran que la situación en Madrid es preocupante. Por ejemplo, ha especificado que la autonomía madrileña ha comunicado más de 13.000 casos desde el viernes, 1.700 más que el fin de semana anterior. "Sigue presentando cerca del 40 por ciento de casos de nuestros país. Y la positividad de PCR es del 20,7 por ciento, casi el doble que en el resto de España", ha añadido.

Sobre la similitud de cifras de Madrid con Navarra en incidencia acumulada en los últimos 14 días, que se sitúa en 500 casos por 100.000 habitantes, y por qué no se actúa igual con otras comunidades autónomas con nivel de casos similar a Madrid, Illa ha explicado que no es lo mismo una incidencia de 500 casos por 100.000 habitantes en un pueblo de 1.000 habitantes que en una ciudad como la capital.

Para Illa, estos datos "refuerzan que en Madrid hay transmisión comunitaria". "No hay que tomárselo como un juego. Y no se está tomando el control de la pandemia, está incrementándose semana a semana. Cuando uno va al médico quiere que le digan la verdad. Y la verdad es que hay transmisión comunitaria e incremento de casos y fallecidos", ha advertido.

Ante toda esta situación, el ministro ha reclamado "aplicar ya" las medidas propuestas por Sanidad, y ha agregado que "no es descartable que haya que tomar las medidas en función de cómo evolucionen las cosas". "Ya vamos tarde. Hay que actuar con determinación", ha añadido al respecto el ministro.

"No hay que engañarse, vienen semanas muy duras, complicadas, en las que hay que actuar con determinación para controlar la pandemia, que no lo tenemos en estos momentos. Si no lo hacemos tendremos que tomar medidas mucho más duras. Cuanto más tardemos, más duras serán las medidas que tengamos que aplicar. No basta con aplanar la curva, hay que hacerla descender, esto va a ser un esfuerzo de tenacidad", ha concluido, apostillando que espera que en la reunión de este martes con Madrid la comunidad autónoma acate estas medidas.

Consejero madrileño

El consejero madrileño de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha defendido la estrategia del Gobierno de la Comunidad de Madrid contra el coronavirus, teniendo en cuenta los datos epidemiológicos así como la capacidad asistencial, y ha rechazado cualquier "imposición" por parte del Gobierno central.

En una rueda de prensa celebrada tras la reunión con el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que ha finalizado sin acuerdo, el consejero madrileño ha pedido al Gobierno central una "justificación técnica" del criterio que pretende aplicar en la región madrileña y que éste sea "homogéneo" en toda España.

El Gobierno central sigue reclamando la puesta en marcha de restricciones de movilidad para áreas con una incidencia acumulada de 500 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, lo que incluiría al conjunto de la capital.

Por su parte, el Gobierno regional defiende las restricciones de movilidad que ha implementado en un total de 45 zonas sanitarias con tres requisitos, entre los que incluye una incidencia acumulada de 1.000 casos de coronavirus por cada 100.000 habitantes, y aboga por tener en cuenta también la capacidad asistencial. 

Illa pide de nuevo a Ayuso que "se deje ayudar" y advierte sobre "medidas mucho más duras"
Comentarios