jueves 19/5/22

Salió mal. Pero pudo salir bien. La estafa que Lupe puso en marcha cuando accedió a que sus compañeras abrieran una recaudación en Gofundme podría haber cumplido su objetivo de recudar 50.000 euros de no haber sido por el rigor periodístico a la hora de aceptar publicar una noticia que conmovería a la audiencia tanto como lo hizo a las compañeras y compañeros que tenía engañados con su falsa enfermedad desde que entró a trabajar en la empresa. Diario de León solicitó justificantes de la salud y del tratamiento que supuestamente iba a recibir Lupe. Y ahí empezó a hacer aguas la historia conmovedora. Lupe aportó documentos falsos y se fabricó su propia trampa. El mismo día que se destapó el caso, Diario de León conversó con la joven, que se declaró arrepentida. No daba crédito a que su conducta pudiera ser perseguida: «Necesito ayuda, no que me tiren más por tierra. Sé que soy una mierda de persona, pero no quiero hacer daño».

Diario de León siguió el caso e informó de las dos denuncias por estafa que pusieron otros compañeros, y de la declaración de sus compañeras en la Comisaría de León, que figura en el atestado. En marzo publicó un reportaje con asesoramiento del Incibe para detectar falsas campañas, pues no existen filtros en las plataformas digitales que las promueven, aunque hay posibilidad de denunciarlas.

La investigación periodística que atajó una estafa que pudo salir bien
Comentarios