jueves 24/9/20
Voluntariado

Jóvenes, altruistas y a prueba de covid

Leoneses en Italia con el Cuerpo Solidario Europeo. Cinco jóvenes leoneses participan en Italia en un programa del Cuerpo Europeo de Solidaridad en un espacio de actividades al aire libre de un colegio de Altamura.
Marie Lou, la joven francesa que decidió quedarse en León a pesar de la pandemia colabora con Auryn a través del Cuerpo Europeo de Solidaridad. FERNANDO OTERO
Marie Lou, la joven francesa que decidió quedarse en León a pesar de la pandemia colabora con Auryn a través del Cuerpo Europeo de Solidaridad. FERNANDO OTERO

Mientras en España la vuelta a cole es una incógnita, en Italia cinco jóvenes de León trabajan desde primeros de agosto en el acondicionamiento de un espacio de actividades al aire libre en un colegio de Altamura, una ciudad de unos 70.000 habitantes muy cercana a la histórica Bari que baña el Adriático.

Camino Fernández Viejo, una joven de 25 años que estudió Filología Hispánica y acaba de terminar un grado de estampación y serigrafía en la Escuela de Arte, permanecerá durante nueve meses. En plena pandemia, cuando se enteró de la oferta a través de la asociación Auryn, decidió enrolarse en el Cuerpo Europeo de Solidaridad.

Durante este tiempo, junto a su compañero procedente de Francia, contribuirá al desarrollo de actividades culturales y artísticas en Agorateca: talleres de animación a la lectura, participación en la radio comunitaria AgoRadio. «En poco tiempo aprendes mucho y te aporta muchísimo», comenta esta joven a quien le ha movido su pasión por viajar y la posibilidad de aportar sus capacidades a cambio.

Yefris, Beatriz, Carmen y Julia participan en un proyecto diferente: se trata de un Voluntariado en Equipo que se desarrollará durante un mes en el huerto urbano de Agorateca. Este grupo de jóvenes podrá compartir su experiencia con participantes de Francia e Italia. Las actividades de voluntariado tienen que ver con el reciclaje creativo como base para fabricar mobiliario para el huerto urbano, además de las actividades propias del mantenimiento.

El Cuerpo Europeo de la Solidaridad es un programa de la UE que supone «una oportunidad estupenda para jóvenes que se estén planteando o replanteando su futuro, tener una experiencia que les ayude a saber si quieren trabajar, de qué o continuar los estudios. También es genial para aprender idiomas, gestionarse con un pequeño presupuesto, para conocer a gente de culturas diferentes y abrir la mente...», explica Sandra Mateos, coordinara de la asociación Auryn, entidad ubicada en el barrio de La Lastra-Campos Góticos que gestiona este programa desde León para toda España y con todos los países europeos involucrados.

En ocho años de funcionamiento han tenido más éxito captando jóvenes procedentes de otros países europeos para desarrollar su labor de voluntariado en el ámbito de la solidaridad y la cultura que para enviar a personas desde la provincia a otros países.

Gracias al Cuerpo Europeo de Solidaridad han llegado a la capital leonesa un total de 29 jóvenes procedentes de Italia (11), Francia (6), Grecia (6), Turquía (2), Rumanía (2), Armenia (1) y Bulgaria (1). Estas personas han colaborado con la asociación leonesa en sus programas de apoyo a la infancia y la juventud y también con otras entidades de León para las que Auryn gestiona este tipo de voluntariado, como son la Escuela de Tiempo Libre Alquite, Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y el Centro Juvenil Don Bosco, señala la coordinara, Sandra Mateos.

Marie Lou, una joven francesa, es la última que queda en León antes de que se incorporen para el próximo curso escolar 2020-2021 media docena de jóvenes procedentes de Francia (2), Italia (2), Turquía (1) y Alemania (1).

A Marie Lou le pilló el confinamiento en León. Llegó en enero y en marzo se vio en la disyuntiva de irse o quedarse en el piso que comparte con otras dos personas. Decidió quedarse. «Elegí quedarme porque estaba más complicado y tenía el alojamiento, los voluntarios con el programa no tenemos que pagar el piso», aclara. En este tiempo se ha adaptado a las actividades de apoyo escolar online de jóvenes, niñas y niñas. Fue una experiencia positiva que recomienda esta joven con una titulación equivalente al Inef de aquí. En Francia había hecho el ‘servicio cívico’ en la asociación de deporte Kayac, pero quería salir de su país. «Es una oportunidad que está muy guay, puedes vivir una experiencia fuera de tu país y descubrir una cultura sin gastar», comenta como mensaje de ánimo a jóvenes de León.

Camino Fernández Viejo en Altamura con más jóvenes. DL

Hasta ahora un total de 9 personas participaron en el Cuerpo Europeo de Solidaridad con Auryn saliendo de España con destino a Alemania (1), Italia (4) y Francia (4), aunque de ellos, menos de la mitad proceden de León. «Principalmente optamos por gente de aquí, con la que podamos mantener un contacto más estrecho para iniciar todo el proceso y la formación», añade Mateos.

Actualmente cuentan con una plaza para enviar a una persona al proyecto ‘Culture et Europe, le Likès s’engage’, coordinado por la Asociación Gwennili, que se desarrollará durante diez meses, de septiembre a junio, en Les Likès, un centro educativo situado en la ciudad de Quimper que trabaja con adolescentes y jóvenes de 12 a 20 años. En este proyecto, la voluntaria realizará actividades como talleres lingúisticos, cineforums, talleres en torno a Europa y a la diversidad cultural, sensibilización de la ciudadanía europea, organizar actividades de ocio y tiempo libre, etc. El proyecto ‘Next Re Generation’, de 6 meses de duración, comenzará en octubre tendrá lugar en Nessonas, Grecia, con una entidad que cuenta con una granja de permacultura eco-sostenible y autosuficiente. Las actividades girarán en torno a la construcción natural, la vida sostenible, la educación ambiental y sobre autosuficiencia.

Jóvenes, altruistas y a prueba de covid