viernes. 02.06.2023

Juanetes, dedos menores... Más de 170 expertos traen a León la vanguardia de las incisiones milimétricas en los pies

La Jornada del Grupo Pie y Tobillo abordará el viernes en León las principales causas de cirugía y la utilización de técnicas mínimamente invasivas. Más de 170 especialistas compartirán experiencias y harán operaciones en directo. El servicio de Traumatología del Hospital de León realiza 3.000 operaciones quirúrgicas, de las que 470 se hacen en pie y tobillos.
cirugía pie
Jaime Sánchez Lázaro, Óscar Fernández, Francisco Madera y Ana Trapote, ayer en el quirófano junto al aparato de fluoroscopia, en el Caule. DL

El servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología del Hospital de León realiza más de 3.000 intervenciones quirúrgicas al año, de las que más de 470, en torno al 15%, las llevan a cabo específicamente los miembros de la Unidad de Pie y Tobillo.La entrada en los quirófanos de la cirugía mínimamente invasiva permite abordar cada vez más deformidades de los pies y del tobillo para devolverles su funcionalidad biomecánica y estética de una manera más rápida y menos dolorosa para el paciente.

La Jornada del Grupo de Pie y Tobillo de Castilla y León acoge en el Complejo Asistencial Universitario de León (Caule) la novena edición de una reunión de expertos que este año reúne a 170 profesionales de diferentes puntos de España  para centrarse en la cirugía mínimamente invasiva. «Las jornadas empezaron hace once años, sólo suspendidas por la pandemia, y ahora las recuperamos»,  explica Óscar Fernández, de la Unidad de Pie y Tobillo y coordinador autonómico de Castilla y León de la Sociedad Española de Medicina y Cirugía de Pie y Tobillo.

Más del 83% de las intervenciones quirúrgicas que se hacen en la unidad son programadas en la lista de espera quirúrgica.  Los servicios de Traumatología de los hospitales de Castilla y León son los que más lista a acumulan, con 14.551 pacientes a la espera de una operación en toda la Comunidad, según los datos correspondientes al mes de diciembre de 2022 disponibles en el portal de Transparencia de la Consejería de Sanidad. 

Las cirugías más frecuentes son la corrección del antepie, entre las que destacan la del hallux valgus, lo que se conoce como juanete, y la deformidad de los dedos menores (dedos en martillo o en garra, por ejemplo). A este tipo de intervenciones se somenten al año 200 pacientes. 

juanete
Juanete en los pies. DL

El equipo, formado por el jefe del servicio, Jaime Sánchez Lázaro, Francisco Madera González, Ana Trapote Cubillas y Óscar Fernández Fernández,  realiza también una media de 60 artroscopias de tobillo. «Estas intervenciones se realizan para abordar la patología degenerativa articular y lesiones deportivas, fundamentalmente inestabilidad de tobillo que pdovoca esguinces crónicos y lesiones osteocondrales», explica Óscar Fernández. «Otra buena parte de nuestra labor es la corrección de las alteraciones de los ejes del tobillo y pie, como en los pies cavos o planos sintomáticos o secuelas de fracturas con prótesis de tobillo, osteotomías correctoras, artrodesis o fijación del tobillo».

Las patologías más frecuentes en los pies son el juanete, los dedos menores y la metatarsalgias, una inflamación que produce dolor en el metatarso.  A los quirófanos llegan con frecuencia fracturas o lesiones agudas y lesiones de cirugía deportiva, como esguinces y problemas en el cartílago, además de artrosis de pie y de tobillo.

Al encuentro que se celebra el viernes 24 de marzo asistirán 170 traumatólogos no sólo de Castilla y León sino de diversos puntos del país, fundamentalmente de comunidades autónomas como Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, La Rioja Navarra o Portugal «con quien tenemos una buena relación y compartimos experiencias en diferentes encuentros y reuniones».

Cada jornada celebrada durante los últimos nueve años han contado con la participación de un experto en la materia elegida en cada congreso. En la de este año, dedicado a la cirugía mínimamente invasiva, participará como invitado Mariano de Prado Serrano, pionero de la cirugía percutánea —como se llama a la mínimamente invasiva— en Europa. De Prado es uno de los mayores especialistas en pie y tobillo del mundo, autor del primer tratado de esta cirugía en lengua española e inglesa, que fijó las bases  actuales de la evolución de las técnicas mínimamente invasivas. «Cada vez se tiende a abrir menos para evitar el dolor y conseguir una mayor satisfacción del paciente», asegura Óscar  Fernández. Durante la jornada se realizarán cirugías complejas en directo.

Cuidado con el calzado

A la unidad del Hospital de León llegan cada vez más pacientes con patologías en los pies. «En el Hospital de León tenemos una unidad específica a la que cada vez llega más gente no porque aumente la patología en sí sino porque cada vez hay una población más envejecida y con los años el pie se deforma y causa dolor». Las intervenciones quirúrgicas y las nuevas técnicas están pensadas no tanto para corregir la deformidad sino para evitar el dolor que produce.

Los juanetes y otras deformidades no tienen una causa única. Los factores genéticos, el sexo, el calzado, la higiene y el ejercicio físico, tanto por exceso como por defecto,  y el sobrepeso tienen un efecto directo sobre los pies. «Hay ciertos componentes genéticos, pero un calzado inadecuado tiene efectos nefastos sobre los pies. Caminamos mucho y los pies son un foco de tensiones continuo».

El avance de la tecnología ha permitido minimizar los riesgos. «Acabamos de recibir dos nuevos aparatos de fluoroscopia, que es lo que utilizamos en las operaciones mínimamente invasivas en lugar de los raros X. Es una aparato pequeño y muy manejable con el que hacemos los rayos durante las intervenciones. La radiación es mínima. Si hacemos una osteotomía, que es un corte controlado en el hueso, tenemos que vigilar bien dónde lo hacemos. Son pantallas que se utilizan desde hace tiempo en los quirófanos y ahora son digitales».

Los pacientes que llegan a la unidad tiene cada vez más edad.  «La sociedad es cada vez más exigente y los recursos se adaptan para conseguir una mayor calidad de vida. Antes nos pensábamos mucho si operábamos una artrosis de rodilla a los 65 años y ahora hay pacientes con 80 a los que mejoramos la movilidad». Pero no todo es entrar en un quirófano.

El especialista asegura que la utilización de un buen calzado puede evitar muchos problemas en el futuro «aunque no es cuantificable porque son muchos los factores que influyen en las deformidades de los pies». Lo que parece estar fuera de dudas es que un calzado adecuado, que no oprima los dedos, con un poco de tacón, pero no en exceso, que no sea ni demasiado blando ni demasiado rígido, ayuda a mantener los pies sanos durante más tiempo. «Para andar por casa no hay problema en andar descanzos, pero hay que tener en cuenta que el calzado se hizo para proteger al pie porque si no se usan zapatos se puede formar una hiperqueratosis en la planta, un callo, que no es bueno». 

Un buen calzado previene lesiones

El traumatólogo Óscar Fernández, coordinador de las jornadas que reunirán en León a más de 170 especialistas para abordar la cirugía mínimamente invasiva en el pie, aconseja siempre utilizar un buen calzado. «Ni flojo ni rígido, que no oprima los dedos, con poco tacón», unos requisitos básicos para mantener el pie sano y prevenir lesiones y juanetes. «Los corredores tienen que llevar un calzado adecuado. Ahora hay una gran variedad de zapatillas con amortiguadores y controlan los balances. El deportista hace más de 10.000 pasos al día, que son los aconsejables para la población. Tienen mucho desgaste y las probabilidades de que tengan una lesión aumenta. Si corres o haces deporte tienes que llevar el pie bien protegido».

Juanetes, dedos menores... Más de 170 expertos traen a León la vanguardia de las...
Comentarios