lunes 1/3/21
No se podrá salir de la provincia

Más pronto en casa y reuniones familiares de sólo cuatro personas

Si las medidas no surten efecto en 15 días, "el confinamiento domiciliario será inevitable"
cierre
La Junta aprueba nuevas restricciones para intentar frenar la pandemia. ANA F. BARREDO

La Junta de Castilla y León endurece las medidas para intentar frenar el repunte de la pandemia, y a partir de mañana adelanta el toque de queda a las 20.00 horas, además de cerrar perimetralmente todas las provincias. Las reuniones se limitan a un máximo de cuatro personas, aunque se recomienda no juntarse en domicilios con personas no convivientes. Las medidas estarán en vigor durante 15 días, y "si no surten efecto, el confinamiento domiciliario será inevitable". 

"La situación en la que se encuentra la comunidad nos obliga a tomar medidas restrictivas lo más intensas posibles, intentando mantener una actividad económica", ha explicado el vicepresidente de la Junta, Francisco Igea. 

"El decreto del estado de alarma da atribuciones al presidente de la Junta que vamos a utilizar para tomar estas medidas", ha insistido. "No podemos ir más allá.

Añadió que "hemos escuchado con mucho interés las preocupaciones y las aportaciones de los alcaldes y presidentes de las diputaciones. Todos estamos comprometidos en salir adelante de esta situación con el menor daño posible", por lo que agradece su "excelente disposición". 

Las medidas adoptadas se basan en tres ejes: limitación de la movilidad, de la actividad y del contacto social. 

Se va a reducir los aforos en todos los lugares de culto, a un tercio con un máximo de 25 personas. 

Se perimetran las provincias, "no podrá haber movilidad entre provincias salvo para las causas exceptuadas en el decreto de alarma. A partir del sábado a las 20.00 horas se prohíbe la movilidad entre provincias. 

Se limitan las reuniones en los domicilios a un máximo de cuatro personas, el más bajo que han tomado todas las autonomías. Ir más allá podría poner en dificultad la legalidad de la medida, ya hemos tenido problemas en otras ocasiones. Pero la recomendación a toda la población es no juntarse con no convivientes en el interior de los domicilios. 

A partir de mañana sábado el toque de queda se adelanta a las 20.00 horas. Esa hora es el límite que permite la normativa actual, "exprimiiéndolas totalmente hasta donde nos dejan, según nuestros servicios jurídicos", ha explicado Igea. Que ha justificado en esta limitación que los cierres no se adelanten aún más. 

Respecto a la hostelería, se mantiene la decisión de permitir las terrazas, con las restricciones en vigor, para mantener una mínima actividad en el sector. Pero están prohibidas las peceras y se prohíbe también fumar. La Junta ha pedido a los ayuntamientos que sean estrictos en el cumplimiento de estas medidas. 

Las medidas adoptadas estarán en vigor en principio durante 15 días, pero "si no han surtido su efecto el estado de confinamiento será inevitable", ha añadido el vicepresidente. "No quedará otra alternativa. No es nuestra opinión, sino de la reputados expertos internacionales y la decisión que han tomado otros países". La Junta ya insistió en el Consejo Interterritorial de Sanidad de ayer jueves en la necesidad del confinamiento, ya que está previsto que la próxima semana la incidencia supere en la Comunidad los mil casos por cada 100.000 habitantes.

Según la nota de prensa enviada por la Junta tras la rueda de prensa de Igea, "estas medidas serán efectivas desde 20.00 horas de mañana sábado 16 de enero, y tendrán como duración el propio estado de alarma, sin perjuicio de que las mismas puedan ser moduladas, flexibilizadas o suspendidas por el presidente de la Junta de Castilla y León en virtud de la evolución de los indicadores sanitarios, epidemiológicos, sociales, económicos y de movilidad. Así, serán objeto de seguimiento y evaluación continua para garantizar su adecuación a la evolución de dichos indicadores".

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se ha reunido esta mañana de forma telemática con los alcaldes de los municipios más poblados de la Comunidad y con representantes de las diputaciones provinciales para analizar el avance de la pandemia y las nuevas medidas que se propone aplicar el Ejecutivo autonómico. Tras el encuentro el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, ha explicado las nuevas medidas adoptadas para intentar frenar el incremento de los contagios. 

Más pronto en casa y reuniones familiares de sólo cuatro personas
Comentarios