sábado 24/10/20
Crisis por el coronavirus

León prueba que la cloroquina no previene el Covid-19

Un estudio de la Unidad Docente de la Gerencia de Atención Primaria de León con 2.270 participantes concluye que la hidroxicloroquina «ni disminuye la incidencia del Covid-19, ni la gravedad, ni la mortalidad» por el coronavirus.
Parte del equipo de Atención Primaria que participó en la investigación sobre la profilaxis de la hidrocloroquina ante el Covid-19 en León. MARCIANO PÉREZ

La receta de Trump para prevenir el Covid-19 «no sirve para nada», afirma el doctor Jaime López de la Iglesia, investigador principal del trabajo «Hidroxicloroquina como profilaxis previo a la exposición del Sars-CoV-2» llevado a cabo por la Unidad Docente Multidisciplinar de Atención Familiar y Comunitaria de la Gerencia de Atención Primaria de León tras estudiar a 2.270 personas, 1.380 en la fase final.

«La última palabra la tendrán los numerosos ensayos que se realizan» con este medicamento, matiza. El equipo dirigido por el jefe de estudios de la unidad docente ha llegado a esta conclusión tras hacer un seguimiento a dos grupos de pacientes entre marzo y mayo de este año. Un total de 690 pacientes tomaba el antipalúdico por prescripción médica para otras enfermedades (lupus, artritis reumatoide y otras patologías reumáticas) y otros tantos, no lo ingerían. El resultado fue de 42 personas con diagnóstico de Covid-19 posible (clínica sin confirmación diagnóstica) (6,2%), 12 (1,7%) de Covid-19 confirmado y 3 (0,4) ingresos en el grupo que tomaba hidroxicloroquina; mientras que en el grupo que no tomaba la hidroxicloroquina, se produjeron 30 (4,3%) casos de Covid-19 posible, 13 (1,9%) de Covid-19 confirmado y 2 (0,3%) ingresos. Además, se registró un fallecido por Covid-19 en cada grupo.

En los primeros días
Los antipalúdicos se reposicionaron ante la falta de tratamiento para el coronavirus

Estas conclusiones revelan «la escasa evidencia sobre la eficacia de la hidroxicloroquina en la prevención de la enfermedad por Covid-19», indica el doctor López. El estudio, a expensas de los ensayos clínicos», tiene la peculiaridad de que ha sido llevado a cabo en una provincia concreta y con un análisis estadístico muy específico.

El grupo de control estaba compuesto por personas que toman hidroxicloroquina frente a enfermedades como el lupus (43%), artritis reumatoide (28%) y otras de tipo reumatoide (29%) y el segundo por pacientes que no tomaban el fármaco. La cloroquina y la hidroxicloroquina fueron de los fármacos que la comunidad científica «reposicionó» en la lucha contra el virus. «Habían demostrado en el laboratorio, pero no en la practica clínica su eficacia contra varios virus, incluido el causante del brote anterior de coronavirus en el 2003», explica López de la Iglesia. «Su atractivo precio y a la experiencia en el uso de estos fármacos contra la malaria y en el tratamiento de diversas enfermedades reumáticas autoinmunes, llevó a presentar su candidatura como tratamiento y prevención para no contraer el Covid-19, añade.

La propagación de este mensaje por revistas científicas y su amplificación por las famosas declaraciones de Trump hicieron el resto. La gente se avalanzó a la farmacia en busca de estos fármacos y se produjo «un desabastecimiento en las farmacias de medio mundo», comenta el director de la investigación. El acopio en farmacias por parte de personas que no lo usaban habitualmente y que los fabricantes no lo proporcionaban puso en peligro a los pacientes que sí lo necesitaban. En la provincia de León se contaron 920 personas —el 80% mujeres— que tenían prescrito cloroquina o hidroxicloroquina a través de los registros de Medora —Atención Primaria— y Jimena —Atención Especializada—, pues de todas las localizadas 37 sólo lo habían adquirido una vez y unas 43 no pertenecían al área de estudio.

Desabastecimiento
La gente hizo acopio en las farmacias y puso en peligro a pacientes con otras patologías

Una vez acotado el grupo de control, «necesitábamos otro grupo de la provincia para comparar que se seleccionó mediante un muestreo aleatorio, con afijación por sexo y edad debido a las diferencias de prevalencia de estas enfermedades reumáticas entre hombres y mujeres, las mujeres eran el 76,8% del grupo que tomaban hidroxicloroquina y el 78,1% de grupo que no la tomaban».

Para este segundo grupo se seleccionaron 1.351 participantes que no tomaban los antipalúdicos. Se trataba de averiguar, en el marco de la provincia de León, si en los pacientes que toman fármacos usados para la malaria de forma continua como la cloroquina o la hidroxicloroquina presentan menos infección por el virus Sars-CoV-2 causante del Covid-19 o presentan menor gravedad que los pacientes que no los toman.

En el estudio, seleccionado por Sacyl entre los proyectos de investigación del Covid-19 en Castilla y León, participaron un total de 16 médicos y residentes de medicina familiar y comunitaria, con el Dr. Jaime López de la Iglesia como investigador principal, Previamente contó con el certificado del Comité Ético de Investigación de las áreas de salud de León y el Bierzo.

Proyecto Covid
El estudio ha sido seleccionado por Sacyl con un aporte económico de 2.623 euros

Ha sido un trabajo laborioso y de muchas llamadas de teléfono. «Parte de la información, como la exposición familiar (si había algún conviviente infectado) o la exposición en el trabajo al virus, en la mayoría de casos fue preciso contactar telefónicamente con los participantes», comenta.

Se registraron las variables de edad, sexo, ámbito rural o urbano, profesión sanitaria, trabajar en residencia de ancianos de los 2.270 participantes. Anotaron las patologías por la que tomaban antipalúdicos, coagulopatías y otras enfermedades y fármacos que podrían influir en la gravedad de la enfermedad por Covid-19: obesidad, tabaquismo, diabetes, hipertensión arterial, enfermedad pulmonar, enfermedad cardiovascular, toma de corticoides, IECA/ARAII, anticoagulantes, vitamina D y antiinflamatorios no esteroideos.

En el análisis estadístico contaron con la ayuda del físico Roy Naveiro para eliminar sesgos. «Al estudiar los datos, se observó que la edad, el sexo, el ámbito rural/ urbano y el ser fumador, estaban igualados en la muestra original en ambos grupos. Sin embargo, la obesidad, la enfermedad cardiovascular, la hipertensión arterial y la enfermedad pulmonar predominaban en el grupo que tomaba hidroxicloroquina, es decir en el grupo de los pacientes reumáticos», subraya el investigador principal.

El físico utilizó la técnica de apareamiento por puntajes de propensión, pionera en estudios médicos en España, que permite garantizar que ambos grupos del estudio están balanceados o igualados. De esta forma, tras el apareamiento o emparejamiento se perdieron participantes, resultando 690 pacientes en cada uno de los dos grupos.

El equipo de la Unidad Docente de Medicina Familiar y Comunitaria también agradece a la Gerencia de Atención Primaria de León, al servicio de informática de la Gerencia, a Susana González Carrera y a los pacientes que participaron en el estudio de forma altruista su ayuda, para la realización de la investigación.

León prueba que la cloroquina no previene el Covid-19
Comentarios