martes 17/5/22

León respondió a la alerta de sangre con casi un 60% más de donaciones

En 12 días se movilizaron casi 300 personas más de lo habitual para poner el brazo
                      La delegada de la Junta, Ester Muñoz, se sumó a la donación de sangre de ayer. RAMIRO
La delegada de la Junta, Ester Muñoz, se sumó a la donación de sangre de ayer. RAMIRO

Las personas donantes de sangre del área de salud respondieron de forma solidaria a la alerta lanzada desde el Centro de Hemoterapia y Hemodonación de Castilla y León ante la escasez de reservas de los grupos A y 0 en los hospitales.

Frente a las 480 personas que se suelen captar en un periodo de doce días, en este llamamiento extraordinario se han movilizado entre 280 y 300 más, según apuntó el presidente de la Hermandad de Donantes de Sangre de León, Martín Manceñido, tras la visita que realizó ayer en compañía de la delegada territorial de la Junta, Ester Muñoz, a la unidad móvil que ayer hizo parada frente a la sede de la Junta en Eras de Renueva.

«Hay que donar sangre y ser solidario porque puede salvar vidas», subrayó Muñoz, poco antes de poner su brazo y convertirse en una más de las personas que han aportado su solidaridad ante la escasez de reservas.

Es habitual en las dos primeras semanas del año que haya que recurrir a llamamientos extraordinarios para garantizar la sangre en los hospitales, por la merma de donaciones durante la Navidad, comentó la delegada de la Junta. Este año ha tenido un cariz especial debido a la pandemia, con la propagación masiva de la variante ómicron, añadió.

«Ómicron nos ha complicado un poco las cosas porque ha contagiado, ha hecho que más gente se quede en casa y ha supuesto un freno a la donación», admitió Manceñido, quien aseguró que después de estos doce días desde se está a punto de recuperar las reservas hospitalarias.

El responsable de la hermandad leonesa explicó que los hospitales tienen que disponer de reservas para al menos cinco días y cuando se sitúa por debajo de tres «hay que lanzar las alertas», que se convierte en alarma si se encuentran en cero.

La respuesta del personal que trabaja en la Junta, así como de otros ciudadanos y ciudadanas ajenos a la administración, fue muy satisfactoria hasta el punto de que se produjeron colas para donar.

«La situación, gracias la generosidad de los y las donantes leoneses, se está superando satisfactoriamente», señaló Manceñido. La provincia de León precisa a diario unas 50 donaciones para cubrir sus necesidades de sangre en los hospitales. Un equipo de 16-18 personas atiende la unidad móvil y los puntos fijos.

León respondió a la alerta de sangre con casi un 60% más de donaciones
Comentarios