jueves. 08.12.2022

León suma contra la malnutrición

El hambre y la malnutrición son epidemias de la sociedad contemporánea que no respetan la capital de la provincia. De hecho, los datos son cada vez más preocupantes. Un nuevo organismo, en el que se ha integrado León, analizará las soluciones
Según los datos de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición cada año se tirán más de tres millones de toneladas de comida. JESÚS F. SALVADORES
Según los datos de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición cada año se tirán más de tres millones de toneladas de comida. JESÚS F. SALVADORES

c. f. a. | león

El Ayuntamiento de León firmó ayer su ingreso en la Alianza contra el hambre y la malnutrición, una institución en la que participan organismos internacionales como la FAO cuya finalidad fundamental es sentar las bases para evitar dos lacras: la subalimentación y la obesidad.

Y es que los datos no son positivos. La ciudad es la localidad de la provincia con la tasa de pobreza más alta. Según los datos de Ais Group, la capital tiene un porcentaje del 17,3%, mientras que Ponferrada registra el 15,9% y San Andrés un 16,8%. La situación de pobreza ha crecido de tal modo que en los últimos cinco años se ha incrementado el presupuesto destinado a las ayudas de urgencia social en un 100%. Los colectivos demandantes siguen siendo las minorías étnicas, y los inmigrantes. Al tiempo, los datos referentes a la obesidad tampoco mueven al optimismo. La última encuesta nutricional de la Población Española no deja bien parada a la provincia. Y es que Castilla y León ocupa el octavo puesto en el ránking de obesidad y sobrepeso. Según la citada encuesta, el 34,3% de la población de la provincia tiene sobrepeso, y un 22,1% de los leoneses es obeso.

La directora de la Fundación Cepa, Nuria Alonso, que también se integra en este movimiento, destacó ayer que un tercio de los alimentos que se producen acaban en la basura. Asimismo, precisó que cada persona tira a la semana medio kilo de comida, lo que en un año hace un total de tres millones de toneladas. Por ello, hizo hincapié en la necesidad de concienciar a los ciudadanos para que realicen una compra ética. Entre las propuestas que se pondrán sobre la mesa destacan el acceso a la información de los procesos de elaboración de los alimentos, la incentivación del desarrollo rural, la inversión en I+D+i o la inversión en educación alimentaria. Uno de los puntos con mayor consenso fue la necesidad de proyectar planes integrales que aglutinen a todos los agentes de la cadena alimentaria, identificando actores, objetivos y responsabilidades individuales, y dotando los mensajes de un lenguaje común y una comunicación eficaz, así como de indicadores de medida de las acciones. «Esta óptica multidisciplinar se percibió por todos los implicados y se recalcó en diferentes momentos del encuentro por distintos agentes. También fue objeto de discusión y acuerdo la necesidad de  hacer pedagogía, de informar a la sociedad con rigor, puesto que existe mucha desinformación. Para ello debemos contar con profesionales de la comunicación especializados en temas relativos al medio ambiente y la sostenibilidad», añadió Nuria Alonso.

En este organismo participa también la Universidad de Léon, que invertirá el capital humano de sus expertos.

Si bien el grupo de trabajo comenzó ayer sus reuniones, entre las medidas que, según subrayaron, prevén adoptar está cambiar los hábitos de consumo con el fin de que estas rutins dejen de provocar una huella ambiental severa. Contribuir al desarrollo de los productos de kilómetro cero, fomentando los productos de temporada y ayudando a los productores locales, es uno de los objetivos de este grupo. Para ello, y si bien no se concretó nada al respecto a la espera de continuar avanzando en la iniciativa, se puso el énfasis en la situación de los comedores escolares.

La reunión sirvió además para presentar la guía de recomendaciones para la acción, con las conclusiones del III Encuentro Nacional de la Alianza contra el Hambre y la Malnutrición en España. La concejala Aurora Baza lo definió como un «espacio neutral» de diálogo para las personas y entidades comprometidas con la lucha contra el hambre y la malnutrición. En el encuentro estuvieron además el presidente honorífico de la Alianza contra el Hambre, Alfonso Rodríguez y el director de la Fundación Alimerka, Antonio Blanco.

Ayuda municipal

Esta iniciativa se suma a las actuaciones que desde el Ayuntamiento se llevan a cabo para cubrir las necesidades básicas de alimentación de las personas más desfavorecidas: el programa de alimentos, el acuerdo con Mensajeros de la Paz para el comedor social y la Red Centinela para la Detección de Malnutrición Infantil. En total, más de 3.300 personas atendidas y más de 1.100 familias. La mayor parte de las familias y personas atendidas responden al perfil de inmigrantes desempleados, etnia gitana y españoles que perciben la Renta Garantizada de Ciudadanía. A través del programa de alimentos se reparten 150.000 kilogramos de alimentos durante el año en las instalaciones del CHF.

El III encuentro de la Alianza se celebró en Oviedo el pasado año y tuvo como tema central la Sostenibilidad de los sistemas de producción de alimentos. Cuarenta profesionales, procedentes de diferentes ámbitos, compusieron las mesas de reflexión y debate, divididos en cuatro grupos: administración pública, sociedad civil, sector empresarial y conocimiento científico. Se utilizó el método de rejilla, por lo que cada uno de los expertos invitados pasó por todas las mesas, lo que facilitó el intercambio de conocimientos y opiniones. Al término de las jornadas, se celebró un plenario en el que se pusieron en común las conclusiones de cada mesa, que ahora se condensan en esta guía.

León suma contra la malnutrición
Comentarios