viernes 14/5/21
Crisis por el coronavirus

Del límite exacto de temperatura corporal al control de los aforos

Las actas de las veinte reuniones del comité de expertos en Castilla y León reflejan las incertidumbres, las recomendaciones, las dudas, la falta de material de protección, los límites hasta en el control de la temperatura, las advertencias de contagios del personal sanitario, la utilidad de las pruebas de detección y la necesidad de controles estrictos para el cumplimiento de la limitación de los aforos en la hostelería.
JESÜS F. SALVADORES

La evolución del conocimiento que los expertos y los políticos tenían del SARS-Cov-2 a principios el 2 de marzo de 2020 hasta el 7 de enero de 2021, tras la última reunión del comité que asesora al Gobierno autonómico, queda reflejada en las actas de los veinte encuentro celebrados para la toma de decisiones para controlar la expansión del virus. Hace justo un año, el 21 de abril de 2020, en pleno apogeo de la primera ola, el comité de expertos advertía en su octava reunión de la necesidad de ampliar los estudios de contactos «porque una segunda oleada ahora mismo no podría soportarse» —en estos momentos se intenta controlar la cuarta—, según consta en las actas de los encuentros, ahora públicas en le portal de Transparencia de la Junta de Castilla y León, que son un fiel reflejo de la evolución de la pandemia en la Comunidad. En esa primera reunión, el 2 de marzo, una de las preocupaciones era definir la temperatura a partir de la cual la persona que marcaba al teléfono de información —que ya tenía mil llamadas— podría ser sospechosa de padecer la enfermedad. En el último encuentro celebrado en enero de este año, una las propuestas era obligar al sector hostelero a indicar con cartelería los aforos interiores.

Los expertos tampoco tenían muy claro en abril del año pasado de que la salida de los menores a la calle, tras el confinamiento, fuera una buena idea. «Es una medida que puede generar una falsa sensación de seguridad» y se cuestionaron los estudios de seroepidemiología: «Los test actuales no son consistentes», advertían, y alertaban de que el virus permanecería por mucho tiempo. El 2 de marzo el índice reproductivo estaba en el 0,96 en Castilla y León. Hoy se sitúa en un 0,99.

2 de marzo de 2020

Primera reunión presidida por la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y quince expertos. El secretario es Ignacio Rosell. Ese día se informa que el número 900 222 000 ha recibido 1.200 llamadas y se hace mención a la toma de muestras en los domicilios y la realización de test de diagnóstico molecular en cuatro centros y se informa del plan de compra centralizada de pruebas y de quipos de protección individual. Se informa a los expertos que Castilla y León no se encuentra con sospecha de transmisión comunitaria y la escasez de pruebas diagnósticas. Se duda del tiempo hasta la detección, la permanencia del resultado positivo en personas curadas y se expresa la preocupación de la exposición de los profesionales sanitarios ante el primer caso de Ponferrada el 1 de marzo, y de otro detectado en Segovia. Se insiste en la necesidad de proteger a los sanitarios y la necesidad de priorizar las pruebas en este sector. No se considera necesaria la investigación sistemática de infecciones respiratorias leves y en enfermos crónicos. Se plantea un protocolo en neonatología.

10 de marzo 2020

En esta segunda reunión, con quince expertos, se insiste en la necesidad de disponer de equipos de protección individual y se solicita la agilidad en el proceso de compra. En ese momento se plantean los centros de apoyo y refuerzo hospitalario para atender a los pacientes, así como triajes a la entrada de los hospitales, limpieza de transporte sanitario y seguimiento de personas en cuarentena. También se deja de manifiesto la falta de evidencia actual sobre un límite de temperatura de fiebre para el triaje telefónico. La tarea y las medidas que se adopten, se escribe, es para «aplanar la curva» y no saturar al sistema sanitario.

7 de enero de 2021

La última reunión mantenida hasta ahora congregó por videoconferencia a 29 personas entre expertos y miembros del Consejo de Gobierno. La reunión estuvo presidida por Alfonso Fernández Mañueco. Se acordó mantener el confinamiento perimetral y aumentar el control; una mayor exigencia en el cumplimiento de los aforos, obligando a indicar los mismos mediante cartelería (que no se ha llevado a cabo), así como considerar el cierre cuando la incidencia esté en nivel 4. También se decide mantener el toque de queda hasta que acabe el estado de alarma, controlar los aforos en los centros comerciales e incrementar las campañas de información. En el sector de la Educación no se atisba un aumento de contagios dentro de las aulas por lo que se propone cribados a los estudiantes universitarios, así como el control de C02 en las aulas, así como permitir las visitas en los centros sociosanitarios y efectuar diagnósticos rápidos en Atención Primaria. Los expertos insistes en buscar fórmulas para evitar que las familias interactúen.

Del límite exacto de temperatura corporal al control de los aforos
Comentarios