jueves. 07.07.2022

Manolo Blahnik baja la persiana de sus tiendas en España

Naty Abascal, Jaime de Marichalar y María Reig pierden la franquicia de los establecimientos de las millas de oro de Madrid y Barcelona
bla
Maniquí con abrigo rojo de Cristóbal Balenciaga y zapatos de Manolo Blahnick que forman parte de la "La moda es sueño.25 años de talento español". ANGEL DIAZ

Cerrado permanentemente. Es el mensaje que aparece sobre fondo rojo cuando se solicita información en Internet sobre las tiendas españolas de Manolo Blahnik (Santa Cruz de La Palma, 1942).

El 1 de abril ya no se levantaron las persianas de los dos establecimientos del maestro español del calzado, ubicados en las millas de oro de Madrid y Barcelona. Las dos tiendas eran franquicias que regentaban Naty Abascal, Jaime de Marichalar y María Reig, multimillonaria andorrana propietaria del hotel Mandarin Oriental Barcelona, donde estaba emplazada precisamente la tienda de Blahnik en la capital catalana.
Se repite así lo ocurrido en Nueva York en diciembre de 2019, cuando se cerró la única tienda de Manolo Blahnik en suelo estadounidense, tras romper la relación que mantenía con sus socios en el país desde hacía casi cuatro décadas, George Malkemus -el que fuera presidente de la compañía en EE UU desde 1982- y Anthony Yurgaitis -vicepresidente-.

Ambos alegaron en un comunicado el cese de su vinculación comercial por los "términos inaceptables" que les habría propuesto Kristina Hulsebus, sobrina, mano derecha del diseñador y directora de la casa desde 2013.

Eso sí, la empresa tiene previsto volver a la Gran Manzana, aunque en una ubicación diferente, ya que Malkemus y Yurgaitis son los propietarios del edificio West 54th St. en el que estaba la antigua tienda, parada obligada de los admiradores de la ficción 'Sexo en Nueva York'.

No se sabe ni dónde ni cuándo, solo que será este año, según se avanza en la página web de Blahnik, que sigue vendiendo en grandes almacenes de postín como Saks Fifth Avenue o Neiman Marcus.
La firma pasará a controlar desde Londres la nueva tienda de Manhattan.
Blahnik quiere tener todos sus negocios bajo control, de ahí que también adquiriera en 2019 a su proveedor italiano, Calzaturificio Re Marcello, para liderar su línea de producción.

Fuentes de la casa en nuestro país afirman a este periódico que todo apunta a que más pronto que tarde Manolo Blahnik volverá a asentarse en España bajo el paraguas de Kristina Hulsebus, siguiendo la fórmula que se aplicará en Nueva York. Sin franquicias.
El desembarco en nuestro país de Blahnik se hizo esperar. No fue hasta el 29 de septiembre de 2005, 35 años más tarde de su aterrizaje en Londres, cuando inauguró su primer local en España, en la madrileña calle Serrano, con una fiesta en la que estuvo presente el rey Midas del calzado.

Un lustro más tarde llegaban al paseo de Gràcia, frente a la casa Batlló, los codiciados 'manolos', apodo que él odia porque, dice, "parece un nombre de bar o de empresa de transportes".
La firma posee actualmente 20 tiendas propias, catorce repartidas entre Oriente y Asia. Las otras seis están en Europa, la mitad en Londres, donde Blahnik inició su imperio, concretamente en el barrio de Chelsea.
Es en la capital británica donde está afincado el "dibujante de zapatos", como se definió el propio diseñador en la presentación de su retrospectiva, 'Manolo Blahnik: el arte del zapato', en el Museo Nacional de Artes Decorativas, en Madrid, en 2017.

Se exhibieron 212 prototipos, seleccionados de un archivo de 30.000 piezas, todos del número 37, talla de la reina Letizia, una de sus muchas clientas conocidas. Entre otros, suyos son los que se calzó en el bautizo de Leonor y los de su boda, de diez centímetros de tacón, en el mismo tejido que el vestido firmado por Manuel Pertegaz y bordados con la flor de lis. Fue un encargo de Marichalar, que, curiosamente, un año después tomó las riendas de la franquicia en nuestro país.

Manolo Blahnik baja la persiana de sus tiendas en España
Comentarios