jueves 24/9/20
Crisis por el coronavirus

«Las medidas de seguridad sí funcionan»

La peluquería de Valencia de Don Juan, aliviada tras los negativos de sus clientas
Las hermanas Ade y Conchi Huerga, propietarias de la peluquería coyantina Nuevo Stilo. DL
Las hermanas Ade y Conchi Huerga, propietarias de la peluquería coyantina Nuevo Stilo. DL

«Todo el esfuerzo ha merecido la pena. Las medidas de seguridad funcionan», así de contundente se muestra Ade Huerga, una de las propietarias de la peluquería Nuevo Stilo, de Valencia de Don Juan, después de que su hermana, Conchi, también peluquera en mismo establecimiento, diera positivo por Covid-19 y de que después de casi 250 pruebas a sus clientas, todas dieran negativo. «Ha sido un alivio brutal», señala todavía emocionada.

El caso llenó páginas de prensa la semana pasada. Ade cuenta cómo sucedieron los acontecimientos. Su hermano Benjamín llegó de Madrid el viernes, 31 de julio, a última hora. «Estaba bien. Pasó por la peluquería a vernos, como siempre, cuando ya habíamos cerrado, y nos dijo que le dolía un poco la garganta, que seguro le había cogido el aire acondicionado. El sábado seguía igual y tomó un paracetamol y se le pasó. Pero el domingo se levantó cansado y dijo ‘voy a ir al médico no vaya ser el coronavirus’». Fue al centro de salud de Valencia de Don Juan y le dijeron que volviera el miércoles para hacerse la prueba. Pero no esperó. El mismo domingo, por privado, fue a León y le hicieron una analítica en La Regla que dio que tenía infección. Pero podía ser por la faringitis. Le dieron que se hiera la prueba al día siguiente (lunes). «No pensábamos, ni de coña, que pudiera ser positivo. Pero no salió de casa hasta conocer los resultados, que llegaron ese mismo día hacia las once de la noche. Positivo». El miércoles ya no abrieron la peluquería y ese mismo día se hicieron las pruebas toda la familia. Salieron todas negativas, menos la de Conchi, hermana de Ade. «Nos lo dijeron ese mismo día por la noche».

A partir de ese momento comenzó una carrera contrarreloj para pasar a Sanidad todos los datos de las clientas que habían pasado por la peluquería desde el 24 de julio. Las propias autoridades sanitarias se encargaron de avisar a todos los contactos e hicieron un llamamiento a que todo el que hubiera pasado por la peluquería durante esos días se hiciera los test al día siguiente, jueves 6 de agosto, en el centro de salud de Valencia de Don Juan. Se realizaron 246 pruebas y todas dieron negativo. «En realidad se pasó mucha más gente ya que nosotros teníamos que habían estado en la peluquería esos días unas 110 personas. Pero no sé si por miedo, la gente acudió de manera masiva, lo que retrasó un poco los resultados», comenta Ade. «Ha sido un alivio brutal».

Medidas 2Imagen de la peluquería, con todas las medidas de seguridad. DL

La propia Adelaida Huerga quiere subrayar que las medidas de seguridad funcionan para evitar la transmisión del virus. «Nosotras desde el primer momento de la pandemia aplicamos todas las medidas que nos indicaron», asegura. Pusieron mamparas, trabajaban siempre con mascarillas FPPII que cambian todos los días, desinfectan con ozono por las noches, limpian a fondo el establecimiento cada día, colocaron geles hidroalcohólicos y una alfombra desinfectante a la entrada... «Ha sido un trabajo tremendo. Hemos tenido dolores de orejas y ansiedad por tener que llevar siempre la mascarilla, hacer más horas por la limitación del número de clientes... Salíamos agotadas. Pero todo el sacrificio ha merecido la pena».

En este sentido, Ade quiere enviar un mensaje a la población de que no tenga miedo a acudir a cualquier tipo de establecimiento «porque ahí existe un control. Creo que el problema viene cuando nos relajamos en reuniones con amigos o familia».

«Las medidas de seguridad sí funcionan»