sábado 8/8/20

El melanoma, el cáncer de piel menos frecuente, pero más mortal

El melanoma maligno, un cáncer de piel quizás aún desconocido para muchos, es poco frecuente (7%), pero el más agresivo que se conoce porque puede diseminarse a otros órganos en el cuerpo en forma de metástasis. Si se diagnostica precozmente mejora su pronóstico. «De hecho, si se consigue diagnosticar y tratar el melanoma en sus etapas más tempranas, el pronóstico es bueno y son muy altas las probabilidades de curación, lo que se ha logrado gracias a la nuevas tecnologías», según el servicio de Dermatología del Hospital de León. La incidencia del melanoma ha aumentado espectacularmente en los últimos años en León, «en parte por la moda social de exposición excesiva al sol», indican, lo que ha generado una alarma social y médica que obliga a un abordaje multidisciplinar, orientado fundamentalmente a la prevención.

En los hombres, los melanomas se localizan, generalmente, en el tronco, en la cabeza y en el cuello, mientras en las mujeres, es más frecuente en los brazos y las piernas. En raras ocasiones este cáncer de piel también puede aparecer en mucosas y otras áreas del cuerpo, como los ojos, la boca, la zona genital, el intestino grueso y otros órganos internos. En principio, según señalan los dermatólogos, el melanoma afecta más a menudo a los hombres y a las mujeres que tienen la piel clara. Más en adultos, pero también puede afectar a niños y adolescentes, nadie está exento de padecerlo, y «de ahí la importancia de la prevención y de acudir rápidamente a un especialista si se detecta alguna irregularidad cutánea, ya que una vez obtenido el diagnóstico la curación es más sencilla si se aplica antes el tratamiento». El diagnóstico precoz es esencial porque «una extirpación a tiempo es lo único verdaderamente curativo».

El melanoma, el cáncer de piel menos frecuente, pero más mortal