jueves. 09.02.2023

Mes y medio sin viruela del mono

El Ministerio de Sanidad mantiene en 85 las personas infectadas por la viruela del mono (rebautizada como mpox) en Castilla y León desde el 27 de octubre, infección que han padecido 7.411 personas en España. En el último informe del 7 de diciembre, el Instituto de Salud Carlos III reconoce retrasos en las notificaciones, por lo que la cifra podría ser superior.

Castilla y León no registra ningún caso de viruela del mono (rebautizada como mpox) desde hace mes y medio. Desde el 25 de octubre se mantiene invariable el número de contagios en la Comunidad y en las tres últimas semanas sólo se han registrado una media de tres o cuatro casos en toda España. Los datos corresponden al último informe del 7 de diciembre del Instituto de Salud Carlos III, perteneciente al Ministerio de Sanidad. Castilla y León mantiene en 85 las infecciones confirmadas —cuatro necesitaron hospitalización— desde que saltó la alerta máxima de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en julio de 2022 y la declaró emergencia de salud global.

La Consejería de Sanidad no actualiza los datos provincializados desde el mes de septiembre, al considerar que la evolución de los contagios hasta esa fecha descartaba un brote emergente. A finales de septiembre se había diagnosticado once casos en la provincia de León.

El Ministerio de Sanidad sí actualiza semanalmente el informe de la evolución de las infecciones, que se ha ralentizado en toda España en el último mes. De hecho, en las tres últimas semanas sólo se han declarado en todo el territorio nacional una media de tres casos cada siete días. El último informe publicado el 7 de diciembre suma 7.411 personas contagiadas desde el 17 de julio. Ese día se habían producido en Castilla y León once positivos y en España estaban contagiadas por la enfermedad 2.368 personas.

La Comisión de Salud Pública aprobó el 12 de julio de 2022 las recomendaciones de vacunación en el brote en base a la información científica disponible, la situación incremento progresivo del número de casos y a la disponibilidad limitada de dosis

Castilla y León priorizó la vacuna a los contactos estrechos de casos confirmados, sobre todo aquellos con alto riesgo de enfermedad grave (población infantil, las embarazadas y las personas con inmunodepresión), así como personal sanitario y de laboratorio con contacto con casos confirmados y la profilaxis preexposición para las personas menores de 45 años de edad que mantienen prácticas sexuales de alto riesgo, fundamentalmente pero no exclusivamente gays, bisexuales y hombres que tienen sexo con hombres, o con infección por el VIH en seguimiento en las consultas hospitalarias y que no hayan pasado la enfermedad, ni recibido la vacuna de viruela con anterioridad. La profilaxis después de la exposición se administra con una sola dosis en los primeros 4 días tras el primer contacto estrecho, aunque podrá ofrecerse hasta los 14 días.

El perfil

Un total de 7.249 personas contagiadas en España son hombres y 162 son mujeres. y la edad oscila entre 7 meses y 88 años, con una mediana de edad de 37 años (rango intercuartílico: 31-44 años). El 66,8% de los casos tenía entre 30 y 49 años. El 44,2% (3.277 casos) había nacido en España. Respecto al país de residencia, 47 casos diagnosticados en España residían en otros países. La mayoría de los casos españoles residían en la Comunidad de Madrid.

El mayor pico de contagios se produjeron en los meses de junio y julio y después comenzó una tendencia descendente de la curva que en el último informe del 7 de diciembre, el Instituto de Salud Carlos II reconoce que puede estar afectada por retrasos en la notificación. De hecho, el último dato incorporado a las estadísticas fue el de un contagio que se produjo el 17 de noviembre, ya que desde que se producen los primeros síntomas hasta que el laboratorio confirma el diagnóstico pueden pasar hasta diez días.

Síntomas

Un total de 5.369 personas contagiadas (72,5%) presentaron alguna sintomatología general a lo largo de su proceso clínico, como fiebre, astenia, dolor de garganta, dolor muscular o cefalea), La fiebre es el síntoma más frecuente y los exantemas (pústulas) se localizaron en la zona anogenital en el 63,7% de los casos.

La mediana de días entre la fecha de inicio del primer síntoma y la fecha de aparición del exantema para los 6.292 casos de los que se dispone de información fue de 0 días.

El informe señala que de 504 pacientes de los 5.817 con información (8,7%) presentaron complicaciones a lo largo de su proceso clínico. La principal complicación fue la úlcera bucal, seguida de infección bacteriana secundaria, indección corneal, proctitis (inflamación del recubrimiento del recto) y faringitis. En menor medida aparecieron también herpes, neumonías y meningoencefalitis, entre otras.

El 3,7% de los casos fueron hospitalizados entre el 5 de mayo y el 16 de noviembre en diferentes comunidades autónomas: 70 de los casos notificados por Madrid, 48 por Cataluña, 32 por la Comunidad Valenciana, 25 por Andalucía, 13 por el País Vasco, 13 por Galicia, 7 por Aragón, 7 por Asturias, 7 por Baleares, 4 por Canarias, 4 por Castilla y León, 4 por Murcia, 3 por Castilla La Mancha, 3 por Cantabria, 2 por Extremadura y 2 por Navarra. La mediana de días de ingreso hospitalario fue de 5 días.

Antecedentes

Un total de 2.675 casos de los 6.684 con información (40,0%) eran personas diagnosticadas de infección por el VIH y 69 casos de otras patologías que pueden causar inmunosupresión.

Respecto a los antecedentes de vacunación de la viruela 468 casos estaban vacunados con alguna dosis. De ellos, la mayoría fueron españoles y latinoamericanos.

Un total de 5.595 casos de los 7.411 casos analizados (75,5%) eran hombres que habían tenido relaciones sexuales con otros hombres, 162 casos eran hombres heterosexuales (2,2%), 86 casos mujeres heterosexuales (1,2%), 4 mujeres bisexuales (0,1%) y en 1.564 (21,1%) no se disponía de información. Excluyendo los casos sin información, estos porcentajes fueron del 95,7%, 2,8%, 1,5% y 0,1%, respectivamente De los 7.411 casos, 5.587 (75,4%) tenían información sobre el mecanismo de transmisión más probable. De éstos, en 4.602 casos (82,4%) la transmisión se atribuyó a un contacto estrecho en el contexto de una relación sexual, en 349 casos (6,3%) a un contacto estrecho no sexual (entre ellos los casos en niños), 2 casos a una exposición ocupacional en el ámbito sanitario, en 30 casos no se especifica (0,5%), y en los 604 restantes (10,8%) esta información está pendiente.

Mes y medio sin viruela del mono
Comentarios