lunes 18/10/21

El último volcán leonés entró en erupción hace 300 millones de años

El rugido del Carbonífero. Hace 300 millones de años se sintió en la montaña leonesa la última emisión violenta de un volcán. Los geólogos conservan rocas de hasta 490 millones de años antes, de los periodos Cámbrico y Ordovícico.
volcan

El último volcán de la provincia de León entró en erupción hace 300 millones de años. Un volcán explosivo pero de baja intensidad motivado por la extensión de la gran cordillera montañosa que, en ese momento geológico, ocupaba gran parte de la Península. El geólogo Luis González Menéndez, del Instituto Geológico y Minero del Parque Científico de León, destaca la conservación de algunas rocas volcánicas derivadas de antiguos volcanes o conductos volcánicos de hace casi 500 millones de años. «Su importancia fue escasa y es imposible que en el contexto geológico actual puedan entrar en erupción, pero no podemos saber lo que puede pasar en otros contextos geológicos dentro de muchos millones de años».

Los geólogos establecen dos periodos de actividad volcánica en León según las rocas más características encontradas en la provincia.

Cámbrico y Ordovícico

Este periódico volcánico fue el más activo en la provincia hace entre unos 460 y 490 millones de años.

Las rocas volcánicas representativas de este evento aparecen en los Montes de León (Truchas, Quintanilla del Yuso, Cunas...) y a lo largo de la Cordillera Cantábrica (Valles de los ríos Luna, Bernesga, Torío, Curueño, Porma, Esla...). «En algunos afloramientos se pueden apreciar las antiguas coladas de lava y sus capas adyacentes de escoria e incluso conos volcánicos. También existen niveles de cenizas asociados a este volcanismo, como las capas de Tonstein. En la actualidad, estas rocas se encuentran verticalizadas y fracturadas por las deformaciones que sufrieron a lo largo del tiempo geológico», explica Luis González Menéndez. «En estas zonas, su composición es basáltica, aunque también aparecen rocas de composición más silícea como las riolitas y las dacitas. La causa de este vulcanismo se cree que fue la extensión de la corteza continental, que en esta zona formaba parte de una extensa plataforma marina».

Carbonífero

Este periodo transcurrió hace unos 350 y 300 millones de años. Las rocas volcánicas de este periodo aparecen en diferentes sitios de la Cordillera Cantábrica (Montaña Leonesa) y están asociadas a las cuencas carboníferas regionales. «Suelen aparecer como niveles de cenizas volcánicas y rocas subvolcánicas —pórfidos— intercaladas entre pizarras, areniscas, conglomerados y capas de carbón». En la actualidad, estas rocas volcánicas aparecen inclinadas y fracturadas por los plegamientos que tuvieron lugar después de la actividad volcánica y sedimentaria. Por las características del volcán, la composición de estas rocas es bastante rica en sílice, como son las riolitas y las dacitas. «En algunos casos aparecen contaminadas por restos carbonosos, lo que les da un color más oscuro. La causa de esta actividad volcánica carbonífera pudo ser la extensión de la corteza ligada a la erosión de la antigua Cordillera Varisca que abarcaba esta región y muchas otras zonas de la Península Ibérica».

Los millones de años transcurridos desde el último rugido de un volcán en León hace «imposible» que se repita en la provincia la erupción de un volcán. «Se considera que un volcán está extinto cuando no ha entrado en erupción en los últimos diez millones de años. «De hecho, las rocas que hemos encontrado en León de hace tantos millones de años están parcialmente conservadas, con pequeños restos que alguien que no entienda de geología puede confundir con rocas normales». Su estudio ofrece a los profesionales una valiosa información de cómo era la minorología y la composición del terreno en la época de mayor actividad magmática de la tierra en la provincia. «Estas capas volcánicas, al inyectarse como lavas o fundidos en cuencas carboníferas, pudieron aumentar el grado de los carbones adyacentes, incrementando su pureza que fue un factor importante para su explotación reciente».

CapasCapas volcánicas en rocas ordovícicas en Cunas (Truchas). DL

El último volcán leonés entró en erupción hace 300 millones de años
Comentarios