viernes 7/5/21

Muere Felipe de Edimburgo

Impulsor de la modernización de la monarquía británica, es el consorte que más tiempo ha ejercido en el Reino Unido Se desconocen las causas del fallecimiento a los 99 años

Felipe de Edimburgo, marido de la reina Isabel II, ha fallecido a los 99 años, según anunciaron los portavoces de la Casa Real británica. El príncipe pasó en marzo un mes hospitalizado como consecuencia de una infección no especificada. Se había retirado de sus funciones públicas y ha vivido los últimos años entre el castillo de Windsor, donde falleció, y una casa de la familia en el este de Inglaterra.

La reina Isabel expresó su «profunda pena» por la muerte de su «querido marido» y confirma que falleció «en paz» en la mañana de este viernes. «La Familia Real se une a gente de todo el mundo en el luto por su pérdida», concluye la declaración. Señala que le seguirán nuevos anuncios, «a su debido tiempo».

El Lord Chambelán y el primer ministro consultarán ahora con la reina sobre los actos funerarios, aunque ya se sabe que la preferencia del duque era por un funeral discreto y de corte militar en la capilla de San Jorge, donde también están enterrados la reina Victoria y su marido, el príncipe Alberto.

El primer ministro, Boris Johnson, expresó su «gran tristeza». «Era el más longevo consorte de la historia», afirmó en su comunicado, en el que recordó su participación en la Segunda Guerra Mundial, en la Royal Navy. También resaltó sus iniciativas medioambientales y las palabras de la reina sobre su marido en la celebración de sus bodas oro. El país, según Isabel, debía a su marido «una deuda más grande que la que él nunca reclamará y de lo que nosotros nunca sabremos».

«Reino Unido ha perdido un extraordinario sirviente público», afirmó el líder de la oposición laborista, sir Keir Starmer. Señala también su papel en la guerra, pero, según él, será «recordado sobre todo por su extraordinario compromiso y devoción a la reina». Su matrimonio, añade, es «un símbolo de fuerza, estabilidad y esperanza». La líder escocesa, Nicola Sturgeon, que no ha ocultado sus preferencias republicanas, se declaró «entristecida» por el fallecimiento y ha enviado a la reina y a su familia sus «condolencias profundas y personales, y las del Gobierno y pueblo de Escocia». No se han dado más detalles sobre las causas o circunstancias de la defunción. El marido de Isabel durante 73 años era popular por su contribución a la estabilidad y modernización de la monarquía. Su carácter en ocasiones brusco es considerado un rasgo excéntrico de una personalidad que aceptó mantenerse en un segundo plano.

Muere Felipe de Edimburgo
Comentarios