lunes. 27.06.2022

Hombre de 39 años y con empleo sigue siendo el perfil mayoritario de quien acude a Proyecto Hombre para tratar su adicción, sobre todo a la cocaína; aunque ellos representan más del 80 % de las personas atendidas, el porcentaje de mujeres sigue en aumento, en su caso por problemas con el alcohol.

Así se desprende del Informe 2021 del Observatorio Proyecto Hombre sobre el perfil de las personas con problemas de adicción en tratamiento que ha presentado este martes la organización, focalizado este año en las dificultades que tienen las mujeres para acceder a la ayuda.

Un menor apoyo social y familiar y una doble vulnerabilidad y desventaja social -por acercarse a la ilegalidad y por incumplir los roles tradicionalmente asignados a las mujeres- explican el estigma y las dificultades a las que se enfrentan antes de dar el paso y pedir ayuda.

«La adicción añade vulnerabilidad al hecho de ser mujer, que ya es un hecho por sí mismo», ha señalado en este sentido la directora la Asociación Proyecto Hombre, Elena Presencio.

Pese a las dificultades añadidas que afrontan las mujeres adictas, Presencio ha subrayado en declaraciones a Efe que quienes deciden iniciar un programa tienen un «plus de compromiso y voluntad» que les sitúa en un mayor nivel de recuperación que los hombres .

Mujer adicta al alcohol, un perfil que gana presencia en Proyecto Hombre
Comentarios