sábado 28/5/22

La Diputación de la Grandeza de España y Títulos del Reino (DGET) ha elegido como decana a María Cristina de Ulloa, duquesa de Arcos, quien se convierte en la primera mujer que se pone al frente de la principal institución nobiliaria que hay en España, fundada hace algo más de 200 años.

Abogada de profesión, la duquesa de Arcos sustituye en el cargo a quien fue secretario de Estado de Inmigración en el Gobierno de José María Aznar, Enrique Fernández-Miranda, después de un mandato de cuatro años. El relevo en la cúpula se hizo oficial el pasado 23 de marzo en la asamblea de la DGET, que agrupa a unos 800 nobles, entre ellos, los que tienen dignidad de Grande España, el título de mayor rango. De Ulloa, quien también es marquesa de Jarandilla, asumió el título de Arcos en 2016 tras cedérselo su madre, Ángela Solís-Beaumont, actual duquesa de Osuna, una de las distinciones nobiliarias de más solera. Alejada de los focos de la vida social, la nueva decana ha aceptado compatibilizar su trabajo en un bufete de abogados con el de máxima representante de la nobleza española.En el cónclave en el que resultó elegida, trazó las líneas maestras de la nueva etapa de la DGET, que en 2015 cumplió su bicentenario. Una de ellas es repeler «los duros ataques» que la Corona está recibiendo desde «instituciones relevantes e, incluso, de otros poderes del Estado», a pesar de que, a su entender, Felipe VI está ejerciendo su puesto «de manera escrupulosa» en el ejercicio de las funciones que le encomienda la Constitución. Unos ataques que la decana también ve dirigidos a la propia nobleza, fruto del «revisionismo indiscriminado del que la historia de España está siendo objeto».

Una mujer al frente de la nobleza española
Comentarios