viernes 16/4/21

Las mujeres con problemas de salud mental denuncian doble marginación

La Red Estatal de Mujeres de Salud Mental España denuncia la situación de doble discriminación que sufre el colectivo femenino dentro de las personas con trastorno mental en el acceso al empleo y en el ámbito laboral. «Estas circunstancias dificultan nuestra emancipación y autonomía obligándonos a vivir en una situación de mayor aislamiento y desprotección», señalan en el manifiesto que la Red ha elaborado, y en el que se recogen una serie de reivindicaciones que ponen de relieve las desigualdades que padecen en distintos ámbitos. Las personas con discapacidad perciben ingresos menores que la población sin discapacidad y, dentro de la discapacidad, también las mujeres cobran menos que los hombres (un 14% menos), según la Fundación Cermi Mujeres. De igual modo, las mujeres con discapacidad tienen menor salario que las que no la tienen. A la elevada tasa de desempleo entre las personas con trastorno mental (tan solo un 16,9% tiene trabajo), se unen las barreras añadidas por el hecho de ser mujer. Por todo ello, la Red Estatal de Mujeres reivindica «un  mercado laboral  orientado a la conciliación, adaptado a la diversidad, no sexista y respetuoso con la salud mental».

Paloma Rubio, integrante de la Red Estatal de Mujeres de Salud Mental España, cuenta que su problema de salud mental «surgió a una edad avanzada, por eso anteriormente había trabajado. Era un trabajo estresante y fue un factor importante para desarrollar la esquizofrenia». Rubio denuncia que queda mucho por hacer: «Necesitamos que se nos dé la oportunidad de trabajar en un ambiente más concienciado y con menos presión. Y una persona que nos apoye y acompañe en la reinserción laboral. Yo pido oportunidad para nosotras, mujeres válidas con sus circunstancias, al igual que cada persona». En el caso de Isabel Quintairos, fue la discriminación sufrida en el entorno laboral lo que provocó su problema de salud mental. Quintairos cuenta con una invalidez debido a un trastorno mental causado por un despido declarado nulo en 2007.

Las mujeres con problemas de salud mental denuncian doble marginación