lunes. 04.07.2022

ical /DL | león


«Hay que lograr que en España no quede nadie enterrado sin nombre en fosas y cunetas y que se eliminen todos los vestigios fascistas en calles, monumentos y todo tipo de lugares», algo que «deben hacer las administraciones, el Estado y las comunidades autónomas» para que «las familias puedan descansar en paz y rendir la memoria de vida a los asesinados por la dictadura y el franquismo», señaló ayer en León el secretario general del PSCyL, Luis Tudanca, durante su participación en la IV edición de los Premios Benedicta Rodríguez Álvarez, organizada por Juventudes Socialistas de Castilla y León y celebrada en el Palacio del Conde Luna de León.


Tudanca recordó que uno de los premiados, el secretario ejecutivo de la Memoria Histórica, Fernando Martínez, «pasará a la historia», ya que «bajo su responsabilidad hoy se dan los premios en un país en el que por fin no se rinden honores a un dictador», algo que «ha logrado un gobierno del Partido Socialista» pero que «ha sido posible gracias a la labor que durante muchos años han hecho asociaciones para la recuperación de la memoria histórica o las de víctimas y familiares que nunca se han rendido».


Los otros premios se entregaron a la familia de Teresa Monje, la joven dirigente de las Juventudes Socialistas de León, torturada y ejecutada en 1936, y el investigador e historiador Victor Peñalver. El secretario provincial del PSOE, Javier Alfonso Cendón, señaló que en León está el germen de la reivindicación de la memoria histórica. El acto fue cerrado por la cantautora Isamil9 cuyo último libro disco, Me sobra el corazón, dedicado a Miguel Hernández, fue entregado a las personas premiadas.

«Que nadie quede sin nombre en las cunetas»
Comentarios