viernes. 01.07.2022
Carrera espacial

La Nasa prepara el desembarco en Marte

Cabo Cañaveral asiste hoy a un nuevo hito en busca de vida en el planeta rojo con el lanzamiento de ‘Perseverance’
Jim Bridenstine y Tory Bruno, ayer en la base de la Nasa en Cabo Cañaveral. NASA

Buscar rastros de vida pasada y preparar el terreno para el desembarco humano son los objetivos de la misión Mars 2020 de la Nasa, que, si nada lo impide, despegará hoy a las 13.49 horas de Cabo Cañaveral (Florida). Será la tercera que parta hacia Marte en diez días, tras la Hope emiratí y la Tianwen-1 china, que lo hicieron el lunes y el jueves de la semana pasada, respectivamente. Cuando las tres lleguen a su destino en febrero, habrá once misiones robóticas en activo en el planeta rojo.

La estadounidense es la más ambiciosa de todas las enviadas desde que el 10 de octubre 1960 la URSS lanzó la sonda ‘Mars 1M No.1’, destruida durante el despegue. El todoterreno del tamaño de un coche de la Mars 2020, es de momento el último y más complejo descendiente de ‘Sojourner’, el ‘rover’ de 10 kilos que en julio de 1997 exploró Ares Vallis y maravilló a medio mundo. Le siguieron en 2004 ‘Spirit’ y ‘Opportunity’ y en 2012 ‘Curiosity’, que desde entonces recorre el cráter Gale y cuyo diseño ha servido de base para el nuevo ‘rover’.

Carrera espacial
Es la tercera misión que parte hacia Marte en dos semanas después de la china y la emiratí

Doble objetivo
Es también una prueba de tecnologías de cara a la futura exploración humana del planeta

‘Perseverance’ está equipado con siete instrumentos, protagonizará la primera parte de una misión tan complicada -la de retorno de muestras- que su segunda fase todavía sólo existe sobre el papel y es también la nodriza de ‘Ingenuity’, un helicóptero de 1,8 kilos que está llamado a ser el primero de una nueva estirpe de exploradores planetarios. Además, cuenta con diecinueve cámaras de fotos, ‘Ingenuity’ lleva otras dos, y la misión en total, veinticinco, más que ninguna otra en la Historia. Captarán el despliegue de paracaídas, el aterrizaje, las evoluciones aéreas del helicóptero, primero planos y panorámicas que prometen ser espectaculares.

Frío y seco en la actualidad, la investigación desde la órbita y en la superficie ha revelado en las últimas décadas que Marte fue hace miles de millones de años un planeta húmedo en el que pudo surgir la vida. Uno de los objetivos de ‘Perseverance’ es, precisamente, buscar restos de esa posible actividad biológica. Su destino es un cráter de impacto de Isidis Planitia, al norte del ecuador, en el que aterrizará el 18 de febrero y que explorará durante al menos un año marciano (dos terrestres).

El peligro del polvo «Jezero es un cráter pequeño, de 45 kilómetros de diámetro, en el que hubo un lago hace unos 3.500 millones de años. Sabiendo que ha habido agua, se van a buscar signos de vida microbiana», resume el astrofísico Agustín Sánchez Lavega, director del Grupo de Ciencias Planetarias de la Universidad del País Vasco (UPV) y coinvestigador de la estación medioambiental (MEDA) del todoterreno. Él y los astrofísicos Ricardo Hueso, Santiago Pérez-Hoyos y Teresa del Rio Gaztelurrutia van a intentar «caracterizar las condiciones ambientales de la región de Jezero, lo que va a servir para comprender mejor la meteorología marciana y, a la vez, de apoyo al resto de los instrumentos que se van a probar. Porque está misión es también una prueba de tecnologías de cara a la futura exploración humana de Marte», destaca Sánchez Lavega.

La Nasa prepara el desembarco en Marte
Comentarios