lunes 27.01.2020
¿Quién dijo que era difícil?

«Necesitamos científicas e ingenieras»

La Universidad de León impulsa una Unidad de Cultura Científica . para difundir la investigación. El Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia que se celebra el 11 de febrero servirá para captar talento femenino en las escuelas. La ULE prepara una quincena de actividades en los centros educativos y las facultades..
«Necesitamos científicas e ingenieras»

«Hacen falta ingenieras y científicas». Las investigadoras de la Universidad de León no bajan la guardia porque las mujeres son todavía minoría en los puestos de responsabilidad en los laboratorios y en las aulas de las carreras técnicas. Un tercio de los grupos de investigación de la Universidad de León están dirigidos por mujeres; de los 506 doctorandos de la institución académica 239 están firmados por científicas, como 29 de los 54 contratos predoctorales y siete de los 17 posdoctorales. De los 559 investigadores de la Universidad de León, 183 son mujeres. Todavía son pocas. «Las mujeres se enfrentar a barreras que les impiden participar plenamente en las carreras científicas». Así lo reconoció ayer el vicerrector de Investigación, Carlos Polanco, que anunció que en los próximos presupuestos de la Universidad de León estará recogida una partida presupuestaria para poner en marcha la Unidad de Cultura Científica que tendrá como objetivo la difusión de actividades científicas para cumplir con el Sexenio de Transferencia del Conocimiento y la Innovación aprobado por el Gobierno. Polanco enmarcó las actividades programadas para la conmemoración del Día Internacional de la mujer y la niña en la ciencia, que se celebra el 11 de febrero, en la actividad de la futura Unidad de Cultura Científica. Las actividades están dirigidas fundamentalmente a las niñas —aunque no están excluidos los niños— con quince charlas que se realizarán en los centros educativos de primaria, secundaria y bachillerato de León y Ponferrada, y en localidades como Boñar, Cacabelos, La Bañeza, Camponaraya, Toreno, Fuentesnuevas y Cistierna, a los que se sumarán los campus de León y Ponferrada.

«Nos hacen falta ingenieras». Ana Diez, profesora de la Escuela de Ingeniería y Minas, destacó que las matrículas de mujeres en esta especialidad caen «de manera preocupante». «Menos de un 10% son mujeres y baja cada año y es una tendencia que se observa no sólo en León, sino en España y en todos los países europeos. ¿por qué pasa esto?. No sabemos, pero el descenso es brutal y esperamos que sea puntual. La ingeniería necesita a las mujeres».

La OCDE alerta desde hace años del sesgo de género en la educación. Las mujeres son apenas el 12% en algunas carreras técnicas, sin embargo tienen una presencia del 79% en carreras relacionadas con el sector educativo o del 72% en el ámbito de salud y bienestar. Todas las iniciativas son pocas para despertar las vocaciones de las niñas.

El vicerrector de Responsabilidad Social, Cultura y Deporte, Isidoro Martínez Martín puso en valor la paridad del equipo directivo de la Universidad de León y anunció el nuevo nombramiento de la directora del área social, Adelina Rodríguez. «En los equipos directivos de las escuelas las mujeres son mayoría pero en la investigación esa tendencia se rompe. Hay 75 hombre y 25 mujeres en puestos de liderazgo».

Una docena de investigadoras de la Universidad de León ofrecerán del 1 al 15 de febrero charlas y talleres en diversos colegios e institutos de la provincia de León y en centros universitarios con el fin de ayudar a visibilizar el trabajo de las científicas, desterrar roles tradicionales que limitan el ingreso de las jóvenes en los ámbitos de la ciencia y la ingeniería y que promuevan prácticas que favorezcan la igualdad de género en el ámbito científico.

Paz Herráez, catedrática de biología celular, destacó que las conferencias organizadas por su grupo visibilizará el trabajo científico desarrollado por mujeres de referencia como Rita Levi Montalcini, Bárbara McClintock, Dottie Thomas y Gail R. Martin. Tras los pasos de pioneras de la ciencia es el título genérico de las cuatro actividades que tendrán como ejemplo el talento de mujeres «que en muchos casos no tuvieron el éxito que merecen por estar en un segundo plano tras los hombres». Llamativo es el caso de Dottie Thomas, una científica hematóloga estadounidense conocida como «la madre del trasplante de médula ósea» que junto a su marido y compañero de investigación Edward Donnall Thomas desarrolló la técnica para el trasplante de médula ósea, además de investigar otros desórdenes sanguíneos. Su marido fue galardonado con el Premio Nobel de Fisiología o Medicina por el trabajo de investigación. Ella no.

«La ciencia requiere pasión y sacrificio personal». Una vocación que las investigadoras de la Universidad de León se empeñan en despertar con esta programación.

Natividad Fuertes, del área de prehisitoria de la Universidad de León, expuso la impostancia de mostrar a las niñas «la importancia de analizar en el laboratorio todos los elementos que hemos encontrado de nuestros ancrestro. Queremos que las niñas también se den cuenta de que la prehistoria también se estudia en un laboratorio».

Los actos programados pretenden desterrar roles tradicionales que limitan el ingreso de las jóvenes en los ámbitos de la ciencia y la ingeniería, y finalmente promover prácticas que favorezcan la igualdad de género en el ámbito científico.

El acto de presentación tuvo lugar en el Paraninfo Gordón Ordás del Edificio El Albéitar, y contó con la presencia de los vicerrectores de Responsabilidad Social, Cultura y Deportes, Isidoro Martínez Martín, y de Investigación, Carlos Polanco, acompañados por las investigadoras Paz Herráez, Natividad Fuertes y Ana María Díez Suárez.

«Necesitamos científicas e ingenieras»