miércoles. 10.08.2022

Las noches frescas vuelven a León

La ceniza y el olor a humo impidieron disfrutar de las mínimas de la madrugada del martes Villaceid, con 1,9 grados, y Otero de las Dueñas, con 7, las temperaturas más bajas
León volvió a vivir ayer un día típico más propio del verano habitual en la provincia. RAMIRO
León volvió a vivir ayer un día típico más propio del verano habitual en la provincia. RAMIRO

Desde el 14 de julio, cuando León superó todos los récord de temperaturas máximas, y el 15 de julio, con las plusmarcas de mínimas más altas nunca antes registradas, con noches tropicales y tórridas, las temperaturas en la provincia fueron minuto a minuto en escalada ascendente de calor en toda España. La ola de calor se desplazó ayer hacia el este y hacia Europa. El Reino Unido superó por primera vez los 40 grados.

Tras diez días de intenso calor en la provincia, León recupera su tradicional verano de noches frescas y días calurosos, pero más habituales en estas fechas. La estación meteorológica de Noromet la noche más fría en Villaceid, con 1,9 grados, seguida de la de Otero de las Dueñas, con 7 grados. Foncebadón, que la madrugada del lunes al martes de la semana pasada vivió su primera noche tropical con 20,1 grados, recuperó sus más habituales 8,9 grados.

La temperatura máxima se alcanzó ayer en Quintanilla, con una temperatura de 29,2 grados, seguida de La Bañeza, con 28,1. El centro de León alcanzó los 27,2 grados y La Virgen del Camino no superó los 26,5 grados.

La primera noche fresca de León después de diez días de ola de calor se vio enturbiada por las cenizas y el olor a humo procedente de los incendios del Bierzo y de Zamora, que impidieron disfrutar del primer respiro de aire fresco tras la ola de calor.

Las más altas
Ávila y el Aeropuerto de Salamanca superaron las máximas absolutas en un mes de julio

Las temperaturas máximas irán en aumento hasta el viernes, aunque las noches no subirán de los 17 grados, según las previsiones de Aemet, que todavía no anticipa una previsión para la próxima semana.

En Ponferrada (León), el registro de temperatura máxima absoluta alcanzada hasta ahora fue en 1951, con 40,4 grados, superada en dos jornadas con 41 grados el día 14 y con 41,5 este domingo, día 17.

En el caso de León (Virgen del Camino), el registro histórico de 38,2 grados alcanzados en agosto de 1987 no se ha superado en el actual episodio, pero se alcanzó esa temperatura el día 17.

En cuanto a la mínima, el termómetro de León se quedó este domingo en 24,5 grados, con lo que se registraba la mínima más alta en un mes de julio, hasta ahora fijada en 20,6 grados.

En Castilla y León

Según los datos de la Agencia, consultados por Europa Press, los observatorios de Ávila y del Aeropuerto de Salamanca han superado las máximas absolutas para un mes de julio; mientras que los de León, Salamanca y Segovia han registrado las temperaturas mínimas altas para un mes de julio, informa Europa Press.

El episodio de calor comenzó en el fin de semana del 9 y 10 de julio y las temperaturas empezaron a aproximarse a los 40 grados de máxima en algunas de las capitales de provincia el día 11. Todavía este lunes, 18 de julio, se han alcanzado máximas significativas en algunos puntos de la comunidad. A partir de ahí se han dado varios días consecutivos con temperaturas muy elevadas y se han dado situaciones como las de Zamora y Valladolid donde se han registrado, respectivamente, máximas por encima de los 40 grados en seis y cinco jornadas seguidas.

Zamora ha sido el observatorio de la Aemet en la comunidad que ha registrado la temperatura máxima más alta de todo este episodio en la comunidad, con 41,8 grados centígrados el 14 de julio. Aunque en otros puntos de la comunidad se llegaron a registrar hasta 44 grados, como en Candeleda (Ávila).

Zamora tenía el récord de temperatura máxima en 41 grados desde julio de 1995 algo que se superó, según estos datos que todavía son provisionales ya que la Aemet advierte de que no están exentos de errores, el día 13 de julio, con 41,1. Ese registro se llegó a superar en tres jornadas más, las de los días 14, 15 y 17.

En el caso de Valladolid, la máxima absoluta eran, según la Aemet, los 40,2 grados de julio de 1995, que se superaron el pasado día 14 (40,6 ºC) y se volvieron a superar los días 15, y 16, alcanzando la máxima de este episodio en el primero de ellos, con 41,1 ºC.

En el observatorio de Salamanca se han registrado tanto el día 14 como el 17 de julio máximas de 40,8 ºC, superando en un grado la máxima histórica de julio de 1995.

En el observatorio de Burgos el registro de temperatura máxima cayó en el último día del episodio de calor, este lunes, cuando se alcanzaron los 39,3 ºC, cuando la máxima anterior era de 38,8 ºC (agosto de 2003).

En Soria se ha marcado una máxima de 38,7 grados, alcanzados los días 13 y 17 de julio, con lo que se superaba la temperatura máxima absoluta de 38,5 ºC, que databa de agosto de 2021.

En el caso de las temperaturas mínimas más altas, se han superado registros para un mes de julio en las estaciones de León, Salamanca y Segovia.

Esta última registró las mínimas más elevadas de todo el episodio hasta el punto de que entre el viernes 15 y el lunes 18 los termómetros no bajaron de los 27 grados. La más alta fueron los 27,6 ºC del día 16, cuando el registro anterior para un mes de julio eran 24,8 ºC.

Las noches frescas vuelven a León
Comentarios