domingo 20/9/20

«Nos preocupa el futuro de nuestros hijos, crearemos una fundación tutelar»

—¿Qué queda por hacer?


— El futuro de nuestros hijos cuando nosotros no estemos es una cuestión que nos preocupa enormemente. Estamos dando los pasos para crear una fundación tutelar. En Castilla y León, contamos con el I Plan de Acción TEA con 12 líneas de acción. Y algo imprescindible, garantizar la sostenibilidad, somos las familias las que estamos asumiendo la organización y financiación de los servicios necesarios para nuestros hijos. Se avecinan nuevos cambios, y no está claro que vayamos a contar con una reserva social en el nuevo modelo de concierto social que se quiere aprobar.


—¿A cuántas personas atienden actualmente?


— Tenemos dos núcleos de atención importantes, uno centrado aquí en León y otro a las familias del Bierzo en Ponferrada. Somos una asociación con un fuerte crecimiento, en los últimos cinco años hemos crecido un 312%. El servicio de evaluación diagnostica e intervención especializada siempre tiene una elevada demanda. Este año además de casos con sospecha de TEA de niños y niñas en torno a 3-4 años, nos están llegando al servicio también casos de adultos. Y tras la apertura del Centro de Recursos, el área de empleo de la asociación también está viendo un fuerte crecimiento.


—¿Cree que los niños y niñas con autismo tienen que estar escolarizados en centros específicos o normalizados en las aulas?


—La educación es una línea prioritarita. El colectivo en torno al TEA es muy diverso. Esta diversidad implica centrar la respuesta educativa en la metodología específica que el alumnado con TEA precisa.Tenemos un sistema educativo que está absorbiendo un 110% de incremento de escolarización de alumnado detectado con TEA en los últimos años. Casi la mitad de chicos y chicas con TEA sufren acoso escolar (cuatro veces más que el alumnado que no tiene TEA) y una mayor incidencia de abandono escolar. La inclusión es un derecho de todas las personas, también del alumnado con TEA. Son derechos también, la calidad educativa, la igualdad de oportunidades, así como la seguridad. Lo importante para las personas con TEA y su educación tal y como dice el artículo 2 de la Convención está en los «ajustes razonables». La respuesta para nuestro colectivo no es única, tenemos que abordar el debate de cuál es la metodología de intervención educación específica en TEA. El reto es éste, junto con a cómo dotar de sistemas de apoyos adecuados en todas las etapas educativas.

«Nos preocupa el futuro de nuestros hijos, crearemos una fundación tutelar»