domingo 16/5/21

Un nuevo proyecto trabajará por la igualdad de los gitanos en Europa

El Centro de Estudios de Política Europea (CEPS) lanzó este lunes el proyecto llamado “CHACHIPEN”, que significa "verdad" en lengua romaní, con el objetivo de luchar contra el "antigitanismo" para lograr la igualdad, la justicia y la plena participación de los gitanos en toda Europa.

El proyecto emplea un enfoque innovador a través del modelo de "procesos de verdad y reconciliación", para revisar las violaciones de derechos en el pasado y la discriminación estructural actual de los gitanos, que obstaculiza la aplicación de normas en favor de esta minoría en la Unión Europea (UE), según informó el CEPS.

“El antigitanismo se ha convertido en una norma en vez de en una excepción y esto ya no es aceptable”, dijo la vicepresidenta de la Comisión Europea de Valores y Transparencia, Vera Jourová, en el panel de presentación del proyecto CHACHIPEN organizado este lunes por el CEPS.

Jourová lamentó que el pueblo gitano “sigue sufriendo una injusticia sistemática” en forma de violencia policial, castigos colectivos, juicios injustos, discursos de odio y violencia, incluyendo la esterilización forzada de mujeres y la discriminación y segregación de los niños gitanos en las escuelas.

El pasado octubre, con el fin de luchar contra la "gitanofobia" y reducir al menos a la mitad la discriminación y la pobreza que sufren buena parte de los gitanos que viven en la UE, el Ejecutivo comunitario presentó un plan con un horizonte de diez años para apoyar su inclusión y mejorar las condiciones de vida de los romaníes, como se les conoce en Europa, donde se reparten especialmente en países del Este y Sur.

Bulgaria, con un 10 por ciento de la población, es el país con mayor presencia de esta etnia, seguido de Eslovaquia y Rumanía (9%), Hungría (7%) y Grecia, Chipre y España (2%), según datos facilitados a Efe por la Comisión.

Ese plan del Ejecutivo comunitario fue respaldado el pasado día 12 por el Consejo, los países de la UE.

“La recomendación del Consejo llega en un momento muy oportuno”, afirmó Jourová, ya que apuntó que en la República Checa se está debatiendo un proyecto de ley para indemnizar a las víctimas de la esterilización forzada, como Elena Gorolova, que participó en el encuentro.

“La compensación no va a restaurar lo que nos fue arrebatado”, subrayó Gorolova, aunque añadió que la indemnización sí ayudará a algunas mujeres a cubrir sus tratamientos médicos.

La comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Dunja Mijatovic, apuntó que el proyecto CHACHIPEN puede contribuir en gran medida a diseñar nuevos mecanismos para concienciar a la sociedad sobre la historia de los gitanos, en particular, en el ámbito de la educación.

Además, Mijatovic destacó que es crucial que el proyecto incluya el objetivo de capacitar a los activistas romaníes para que participen en los procesos de justicia transicional, ya que afirmó que “estos procesos sólo pueden tener éxito si las comunidades afectadas los hacen suyos y los impulsan”.

El director de la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña (FAGIC), Pedro Aguilera, explicó que en España es importante promover la justicia social y crear políticas a nivel local, regional y nacional para apoyar a los gitanos.

Por su parte, uno de los miembros del consejo asesor de CHACHIPEN, el diputado del Congreso español Ismael Cortés, apuntó que una de sus propuestas es incluir la historia gitana en los currículos educativos por ley, así como incluir todos los capítulos históricos gitanos en la memoria democrática de España.

El proyecto CHACHIPEN se presentó con motivo del 50º Día Internacional de los Gitanos, que se celebra el 8 de abril, y en él colaboraron el Consejo Central de Alemania Sinti y Roma, la Red Europea de Organizaciones de Base Gitanas (ERGO), la Federación de Asociaciones Gitanas de Cataluña (FAGIC), la Asociatia Fast Forward y la Red ARESEL de Rumanía.

Un nuevo proyecto trabajará por la igualdad de los gitanos en Europa
Comentarios