viernes 20/5/22

Los nuevos tratamientos ayudan a frenar el avance de la enfermedad renal. «En general, no veo inequidades entre comunidades autónomas en el tratamiento de la enfermedad renal y lo más importante es que están saliendo nuevos fármacos que influyen en el enlentecimiento de la enfermedad renal», explica el jefe del servicio de Nefrología del Hospital de León, Mario Prieto, Estos medicamentos son los relacionados con el grupo de la diabetes y el control del potasio. Además de los nuevas terapias para frenar la evolución de las dolencias renales, los pacientes tienen en su mano las armas más poderosas para conseguir unas mejores condiciones de salud. «Una alimentación sana, con el consumo de productos frescos y variados, evitar la obesidad, la presión arterial y hacer ejercicio están en la base de la salud general. El riñón es un ovillo de arterias y capilares que filtra la sangre para convertirla en orina. Todas las enfermedades que afectan a las arterias, como las de corazón y los accidentes cerebrovasculares tienen una repercusión directa en el riñón», asegura.

Además de las recomendaciones generales que influyen en la salud global de las personas, hay un consumo específico que afecta directamente a la salud del riñón, como es el caso de los antiinflamatorios. «El consumo continuado de los antiinflamatorios tiene una repercusión directa en el riñón y lo dañan».

En el área sanitaria de León hay 250 personas que necesitan someterse a diálisis de sangre y la pandemia del coronavirus ha provocado una mortalidad más alta en estos pacientes que en la población general. «La mayoría de nuestros pacientes son personas de edad avanzada. A medida que se envejece aumenta el riesgo de padecer una enfermedad renal».

Nuevos fármacos para frenar el avance de la enfermedad renal
Comentarios