domingo 29/5/22

La OMS censura las restricciones de los viajes

El ómicron se detectó en Países Bajos una semana antes que en Sudáfrica La persona afectada nunca viajó al sur de África
                      Los viajeros de Sudáfrica se someten a pruebas en el aeropuerto de Schiphol, Países Bajos. FREMKO DE WAAL
Los viajeros de Sudáfrica se someten a pruebas en el aeropuerto de Schiphol, Países Bajos. FREMKO DE WAAL

Países Bajos detectó el primer caso de la variante ómicron en una muestra del 19 de noviembre, una semana antes de que Sudáfrica diera la voz de la alarma, lo que llega en medio de la creciente preocupación por la subida de los contagios en el país, donde se han registrado 155.000 positivos la última semana. El Instituto de Salud Pública (RIVM) de Países Bajos analizó dos muestras sospechosas recogidas para unas PCR los días 19 y 23 de noviembre porque mostraban una anomalía en la proteína pico del SARS-CoV-2, y el análisis de la secuencia genómica confirmó que se trata de la variante ómicron detectada y anunciada por Sudáfrica el jueves 25 de noviembre. Ahora los servicios de salud municipal (GGD) están investigando fuentes y contactos de los dos casos para determinar si ambos contagios están vinculados y si los involucrados han estado en Sudáfrica, aunque los laboratorios que han descubierto estos dos casos están ahora analizando el material de test positivos tomados en los últimos tres meses.

Una de estas personas no había viajado al sur de África, por lo que «probablemente contrajo el virus en Países Bajos», según la viróloga Chantal Reusken del RIVM.

Más allá del lugar donde se haya podido originar esta nueva variante del SARS-CoV-19, los temores están ahora en que la variante ómicron haya estado circulando por Países Bajos durante un tiempo considerable, mucho antes de que el jueves Sudáfrica diera la voz de alarma.

El viernes, Países Bajos anunció una suspensión de los vuelos procedentes de varios países del sur de África por temores a esta variante, aunque en el momento del anuncio había dos vuelos de camino desde Johannesburgo y Ciudad del Cabo.

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, lamentó ayer que algunos gobiernos hayan tomado «contundentes medidas que no se basan en pruebas ni son eficaces por sí mismas» ante la variante ómicron del coronavirus, unas acciones que «sólo agravarán la desigualdad».

En su encuentro semanal con representantes de los Estados miembros de la OMS, y después de que decenas de países hayan detenido sus enlaces aéreos con África austral, Tedros dijo entender «la preocupación de todos los países para proteger una variante que aún no comprendemos enteramente», pero pidió mayor «racionalidad».

«Pedimos a todos los Estados miembros que adopten medidas de reducción de riesgos racionales y proporcionales, en consonancia con las Regulaciones Sanitarias Internacionales», afirmó el director general, tras subrayar que por ahora «hay más preguntas que respuestas» en torno a la nueva variante del coronavirus.

Tedros hizo estas declaraciones después de que numerosos países hayan suspendido sus vuelos con Sudáfrica y Botsuana, lugares donde primero se detectó la variante ómicron, así como con otros destinos de África austral, algo contra lo que protestaron los gobiernos afectados en la actual asamblea extraordinaria de la OMS.

«Agradezco a Botsuana y Sudáfrica por detectar, secuenciar y reportar la nueva variante tan rápido», dijo Tedros.

La OMS censura las restricciones de los viajes