sábado. 25.06.2022

Operación pionera en el Caule

■  La doctora Cabaleiro realiza la primera intervención para corregir la mala rotación tibial congénita con guías quirúrgicas en 3D diseñadas por ingenieros leoneses

■  El modelo aspira a una patente internacional

                      El equipo quirúrgico con la doctora Cabaleiro (izquierda) y Javier Reyero Huerga (segundo por la derecha) tras la intervención del pasado 16 de junio. DL
El equipo quirúrgico con la doctora Cabaleiro (izquierda) y Javier Reyero Huerga (segundo por la derecha) tras la intervención del pasado 16 de junio. DL

La mala rotación tibial congénita tenía mala solución. La mayoría de los pacientes se tenían que resignar a sufrir patología de rótula o artrosis temprana. El Caule ha marcado un antes y un después al abordar esta patología con la suma de la experiencia en traumatología de la doctora Vicenta Iglesia Cabaleiro y la aplicación de las nuevas tecnologías a la práctica quirúrgica que han aportado dos ingenieros leoneses, los hermanos Alejandro y Javier Reyero, dos de los socios de Digital Anatomics.

El hito lo ha marcado una operación realizada el pasado 16 junio a un paciente de 51 años. La doctora Cabaneiro, del servicio de Traumatología, realizó una osteotomía tridimensional valgo-derrotativa supratuberositaria de tibia, también conocida como Icatme.

La singularidad de esta intervención viene marcada por el uso de unas guías quirúrgicas en 3D realizadas ex profeso para el paciente en cuestión a partir de las radiografías que reflejan la posición exacta de cada parte de la tibia a abordar.

Patente en trámite

Las guías quirúrgicas en 3D para la intervención que corrige la mala rotación tibial congénita

La osteotomía realizada, de tipo tridimensional, es una de las más complejas, en la que el paciente sufre las patologías combinadas de varo y rotación tibial, siendo necesario un corte oblicuo y un giro en grados determinado para devolver en un único gesto quirúrgico la posición anatómica al paciente.

«Es una patología relativamente frecuente que la gente que la sufre quedaba muchas veces sin tratar», explica la doctora Cabaleiro. «La cirugía se hacía muy poco porque sin guías no se sabía exactamente cómo era la inclinación del corte: había que ser muy experto y siempre había riesgo de no ser exacto», añade.

proceso

La principal ventaja del sistema de guías es que «es capaz de reflejar físicamente el plano oblicuo de corte calculado por ordenador, imposible de determinar con exactitud a mano alzada», abunda Alejandro Reyero Huerga, ingeniero industrial leonés y director técnico de Digital Anatomics.

Las guías cuentan con un sistema para determinar los grados de giro necesarios, lo que «aumenta mucho la precisión durante la cirugía, reduce los tiempos de quirófano y la exposición a rayos X necesaria para la comprobación», precisa.

Tándem perfecto

La veteranía de una traumatóloga con 40 años de experiencia y la innovación tecnológica

El proceso se inicia con imágenes en 2D del TAC, a partir de las cuales se genera una reconstrucción del modelo virtual en 3D de la tibia del paciente. Mediante software se simula la corrección deseada y se calcula el plano oblicuo de corte necesario.

El software desarrollado por Digital Anatomics permite el diseño rápido de la una guía. Por último, se fabrica la guía mediante impresión 3D en material biocomatible esterilizable, junto al biomodelo anatómico.

Javier Reyero Huerga es el responsable del desarrollo del software para fabricar estas guías quirúrgicas que están perfeccionando el abordaje de cirugías hasta ahora muy limitadas. Las guías quirúrgicas usadas en la osteotomía realizada en el Caule hace unos días son tan innovadoras que han sido objeto de una solicitud de patente internacional en la que participan la doctora Cabaneiro y la empresa Digital Anatomics.

A partir de esta operación, muchos más pacientes se podrán beneficiar de la técnica y así evitar que su calidad de vida empeore debido a patologías en la rótula o artrosis temprana. «El tratamiento es la operación y ahora la podrá realizar cualquier cirujano para conseguir lo que necesita el paciente», explica la tramautóloga del Caule Vicenta Iglesia Cabaneiro, quien ha aportado su amplia experiencia en la intervención al proceso de innovación tecnológica.

Al menos seis personas en lista de espera y otras que no están cuantificadas serán intervenidas próximamente con este nuevo método que gana en precisión, ahorra en tiempo y exposición a radiografías por parte del paciente y además aporta seguridad al especialista.

La veterana traumatóloga leonesa ha hecho equipo con los jóvenes emprendedores que inclinan sus conocimientos de ingeniería industrial e informática al campo de la biomedicina y se posicionan en el mercado desde su sede en Leganés. En León colaboran con el Caule en cirugía de columna y neurocirugía y también con el Hospital San Juan de Dios a través del doctor Mostaza.

Operación pionera en el Caule
Comentarios