sábado 17/4/21
Italia

La pandemia provoca un 'boom' en la compra de animales de compañía

El miedo a un nuevo confinamiento y los límites a las relaciones sociales animan a hacerse con perros, gatos, pájaros y peces
perro
Un hombre pasea con dos perros por Milán. ANDREA CANALI

Con un perrillo en los brazos, Francesca espera a la puerta de un colegio de educación primaria de Roma a que salgan sus dos hijos de clase. Es un simpático cachorro de raza mestiza que esta familia adoptó hace unos días y que todavía se asusta cuando los niños le rodean para acariciarle. "El confinamiento durante la primavera fue terrible para los críos. Echaban mucho de menos a sus compañeros y a sus maestros. Para ellos fue muy duro no poder ir a la escuela ni apenas salir de casa. El miedo a que vuelvan a encerrarnos nos ha llevado a adoptar al cachorro. Es un esfuerzo añadido para mi marido y para mí, pero pensamos que puede ayudar a los críos si la pandemia sigue empeorando y, al final, hay un nuevo confinamiento", cuenta Francesca. "Sin esta situación yo nunca me habría planteado tener un perro".

Como esta familia, son muchos los italianos que han comprado o adoptado una mascota, o tienen previsto hacerlo en breve, para estar más acompañados e intentar así pasar algo mejor los duros meses de la pandemia del coronavirus. Según una estimación del informe Osservatorio Coop 2020, 3,5 millones de italianos compraron un animal doméstico en cuanto empezaron a levantarse las restricciones de la pasada primavera. Otros 4,3 millones tienen pensado hacerlo en los próximos meses. Las casas se han convertido en una suerte de "burbujas afectivas", señala el citado informe, debido al confinamiento y a la fuerte reducción en las relaciones sociales presenciales. "Mi crío es hijo único y durante las semanas de encierro en la primera ola no pudo estar con otros niños. Los que tienen hermanos de su edad creo que lo pasaron algo mejor. Ahora con el perro se entretiene mucho y se responsabiliza de su cuidado", cuenta Lucia, que se hizo con el animal hace unas semanas, cuando la pandemia volvió a empeorar en Italia. Comida, correas y vacunas Los psicólogos llevan años señalando los beneficios para los pequeños de crecer junto a un animal de compañía. "Si nos encierran otra vez el perro será además nuestro salvoconducto para poder salir a la calle a que haga sus necesidades y a que nosotros al menos podamos estirar las piernas unos minutos", dice riéndose Lucia.

El 'boom' de las mascotas ha provocado que las tiendas de productos para animales sean uno de los sectores económicos que se están beneficiando de la emergencia sanitaria. La venta de aperitivos para animales de compañía se ha disparado un 18% respecto al año pasado, un porcentaje similar al de los productos para su salud. Las correas para perros registran un aumento del 14%, mientras que el de las vacunas para los cachorros es todavía más alto, un 21%. El mercado de juguetes para estas mascotas también crece un 23%, según los datos de Nielsen. Otra muestra de la nueva centralidad de los perros y los gatos en las vidas de los italianos en esta pandemia es el aumento en la venta de envases de comida en lata o monodosis, los más exclusivos, frente a un crecimiento mucho más modesto de los clásicos sacos de pienso. Según el informe Assalco-Zoomark 2020, se estima que en Italia hay unos 60 millones de animales de compañía, una cifra similar a la de las personas que viven en el país. A cada italiano, por tanto, le corresponde de media una mascota. Los peces son los más numerosos, cerca de 30 millones de ejemplares, seguidos de los pájaros (13 millones), los gatos (7,3 millones), los perros (7 millones) y los pequeños mamíferos y reptiles.

La pandemia provoca un 'boom' en la compra de animales de compañía