martes 17/5/22

El papa pide apoyo para las víctimas de los abusos sexuales

Los obispos informan a Francisco sobre las comisiones de investigación
                      Reunión de los obispos españoles con el papa, ayer. VATICANO
Reunión de los obispos españoles con el papa, ayer. VATICANO

Dos años después de su nombramiento, los miembros de la cúpula de la Conferencia Episcopal Española (CEE) han mantenido este jueves un encuentro con el papa Francisco en el Vaticano para pasar revista a la situación que vive la Iglesia de nuestro país y hablar en particular de la crisis de los abusos sexuales a menores cometidos por eclesiásticos, una lacra sobre la que van a investigar dos comisiones: el grupo de trabajo externo promovido por la CEE a través de un despacho de abogados y el que pondrá en marcha el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo.

Francisco, según explicó el cardenal Juan José Omella, arzobispo de Barcelona y presidente del episcopado español, animó a los obispos a «acompañar a las víctimas», que son «el centro de todo», y también a trabajar en la prevención para que «estas cosas no vuelvan a suceder». Omella insistió en que la CEE está «abierta a colaborar» con la comisión que capitaneará Gabilondo, aunque todavía falta por saber cuál será su metodología y quiénes formarán parte de ella. Deseó que esta información esté «más clara» para poder analizarla en la próxima reunión de los obispos españoles, cuya actitud no obstante es siempre de «colaboración, escucha y acompañamiento y atención a las víctimas en todas las comisiones» que puedan crearse. Omella le habló al papa del camino recorrido hasta ahora por la auditoría externa promovida por el episcopado para investigar los casos de pederastia en la Iglesia, liderada por el bufete Cremades & Calvo Sotelo. En la conversación trataron los recientes nombramientos de esta comisión, entre los que destaca el de la exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, que mantuvo durante su tiempo en el cargo una gran sintonía con Jorge Mario Bergoglio. Omella consideró que la «original» metodología y la composición de este grupo de trabajo, en el que también hay expertos de Portugal, Francia y Alemania, puede resultar «muy positiva» e incluso «servir a otros países».

En su encuentro con los miembros de la cúpula de la CEE, el papa se interesó por la situación de la España vaciada e incluso lanzó una propuesta: acoger a inmigrantes y refugiados en los localidades de las zonas despobladas para lograr así revitalizarlas y que los desplazados puedan trabajar y vivir dignamente. «Es una posibilidad», dijo Omella.

El papa pide apoyo para las víctimas de los abusos sexuales
Comentarios