miércoles. 06.07.2022
bruno moreno

En la calle Roa de la Vega se encuentra Peccata minuta, una mercería que no se parece (casi) nada a las mercerías tradicionales. Sí, allí se pueden encontrar lazos, cintas, cremalleras,

hilos, tijeras, botones o alfileres, pero además el cliente puede explorar en busca de lanas Drops, tejidos de primera calidad a precios muy competitivos. En Peccata pueden hacerse jerseys, gorros o bufandas sin empeñar la cartera en el intento.

Pero Peccata Minuta es también un estudio, por eso allí se pueden aprender las técnicas necesarias para desarrollar las labores más delicadas y complicadas. Los talleres de Peccata

Minuta son adaptados a todos los niveles, desde el inexperto

a los más avanzados, y acercarán las técnicas de siempre en

punto y ganchillo (principalmente, aunque se incluyen sorpresas en bordado), aplicadas de una manera más actual y

en consonancia con las últimas expresiones de la moda. Y todo ello, aplicado al nuevo zen de la lanoterapia: liberar tensiones, lograr paz interior, despertar la creatividad, ejercitar la concentración, lograr autoestima y positividad.

Peccata Minuta: el gourmet de la mercería
Comentarios