miércoles 20/10/21

La pesadilla de las temporeras varadas en Huelva por el Covid-19 ve su final

Las mujeres se someten a PCR en un centro juvenil. JULIÁN PÉREZ

La desesperación e incertidumbre que durante las últimas cinco semanas ha embargado a la mayoría de las 7.100 temporeras marroquíes que permanecían en Huelva, pese a haber concluido la campaña agrícola, por el cierre de fronteras por parte de Marruecos, se ha tornado alegría con la noticia de su regreso.

Las lágrimas que han derramado se tornan hoy en risas porque saben que esta pesadilla está a punto de concluir, que como mucho en una semana estarán en sus casas —hoy está previsto que zarpe de Huelva el primer barco con 1.200 temporeras— con esas familias a las que tanto han echado de menos y a cuyos miembros pronto podrán abrazar.

Regresarán, además, sabiendo que están libres de la covid-19, ya que a todas ellas se les están practicando las pruebas PCR, en puntos establecidos de Palos de la Frontera, Moguer, Bonares y Lepe.

La pesadilla de las temporeras varadas en Huelva por el Covid-19 ve su final
Comentarios