miércoles. 10.08.2022

La Federación Nacional de Asociaciones para la Lucha Contra las Enfermedades del Riñón (Alcer) alertan que los pacientes renales, especialmente las personas que están en tratamientos renales sustitutivos (diálisis y trasplante), deben seguir extremando las precauciones por ser un grupo especialmente vulnerable.

Ante la incidencia alta y la fuerte transmisión de las variantes actuales, Alcer recomienda seguir utilizando mascarillas en interiores y extremar las medidas de seguridad como la distancia o los lavados de manos ya que las personas en tratamientos de estas características tienen un mayor riesgo ante un contagio. Por ello, desde la federación recuerdan que los pacientes trasplantados renales pierden muy rápidamente la inmunidad aportada por las vacunas e incluso después de 4 dosis su protección es considerablemente menor que en la población general. A ello se une las frecuentes enfermedades añadidas que suelen tener estos pacientes (tensión arterial alta, problemas cardiovasculares, diabetes, etc.), que aumentan su riesgo.

Aunque es cierto que la generación de células T (que protegen frente a la progresión grave de la enfermedad) alcanzan niveles muy altos tras la 4ª dosis, merece la pena seguir utilizando las mascarillas en determinadas situaciones como espacios cerrados o centros de salud mientras sea posible.

Piden el uso de mascarillas a los pacientes que padecen problemas renales
Comentarios