martes 15.10.2019
TABAQUISMO

Las playas, ¿espacios sin humo en 2020?

Una recogida de firmas en Change.org reclama sanciones de 400 euros por tirar una colilla en la playa o en la ciudad
Las playas, ¿espacios sin humo en 2020?

Al menos 163.000 firmas a través de la plataforma Change.org recogidas desde agosto de 2018 reclaman que todas las playas a nivel nacional sean declaradas espacios libres de humo y, sobre todo, de colillas. Esta petición, liderada por la asociación Nofumadores.org, pretende llegar a las 300.000 firmas para presentarlas ante el Ministerio de Sanidad. Esta entidad reclama al gobierno una modificación de la ley más restrictiva, ante el impacto ecológico de las colillas, que no deje ningún tipo de margen para playas de fumadores.

Asimismo, la presidenta de la asociación, Raquel Fernández Megina solicita "multas de 400 euros para todo aquel que tire una colilla, en la calle o en la playa". Y afirma: "La autorregulación no funciona, los fumadores han tenido décadas para tirar sus colillas en ceniceros y no lo han hecho, no pueden venir ahora reclamando esta medida como una solución al problema".

Además, la asociación quiere recordar a todos los Ayuntamientos costeros que la Ley del tabaco de 2011 ya les da potestad para prohibir fumar en sus playas, ya que en su artículo 7s establece que "Se prohíbe fumar en cualquier lugar en el que, por mandato de esta Ley o de otra norma o por decisión de su titular, se prohíba fumar". Por lo que invita a todos los municipios del litoral español a promover las playas como espacios sin humo de tabaco mientras la medida no sea acogida por el Gobierno central.

Ecología

La asociación antitabaquismo Nofumadores.org se alinea con otros organismos en defensa del medio ambiente en este tema. Y es que, calculan, el tabaco supone de un 2 a un 4 por ciento de la deforestación mundial y el impacto de la colilla, sus contaminantes y sus plásticos pasan a la cadena trófica. Cada año, los arenales españoles reciben cientos de miles de colillas que pasan al agua, contribuyendo a degradar el medio natural. Dada la situación de "emergencia climática" en la que se encuentra el planta, según la asociación, prohibir fumar en la costa es una forma más de lucha contra el cambio climático.

Fernández Megina, presidenta de la entidad, sostiene que "tenemos que ser ambiciosos y pedir una ley a nivel nacional. De esta forma conseguiremos que las playas fuesen un lugar más saludable donde poder disfrutar del aire libre de humo de tabaco". Celebra, además, iniciativas como las "Playas sin Humo" de Andalucía.

Otras medidas

Nofumadores.org sostiene que conseguir que las playas, y las piscinas comunales sean espacios libres de humo y colillas es un paso importante para la desnormalización del tabaco en España, pero quedan batallas de amplio calado. La asociación defiende una subida del precio de la cajetilla hasta los 10 euros, la prohibición absoluta de fumar en las terrazas de hostelería, sin importar el número de paramentos, que los centros deportivos y los estadios de fútbol profesional dejen de ser el refugio del tabaquismo, "discriminando a los socios que tienen que soportar el humo", señalan, y la equiparación de la regulación de los cigarrillos electrónicos a la del tabaco, a nivel impositivo y de publicidad, "ante el riesgo de que exista una nueva generación perdida", denuncian.

Las playas, ¿espacios sin humo en 2020?