martes 19/1/21

La pobreza expone que el virus sí entiende de clases

La pandemia entiende de clases y así lo muestran los contagios en Madrid, con la incidencia del virus multiplicada en los barrios más pobres, donde la precariedad y los trabajos presenciales exponen más al contagio, un fenómeno que se repite en todo el globo y requiere una respuesta que proteja más a los más vulnerables.

En Madrid, cuatro distritos del sur acumulan más casos. Son Usera, Puente de Vallecas, Villaverde y Carabanchel. En común tienen la pobreza y la precariedad, pues son los territorios con menor renta de la capital, viviendas de peor calidad y menor tamaño y un bajo porcentaje de titulados superiores que deja pocas opciones de teletrabajo.

En estas zonas también se concentra la población nacida fuera de España, aún más vulnerable. Además, muchos no pueden irse de vacaciones.

Las Calesas, en el madrileño distrito de Usera, es la zona con más incidencia del virus de toda la región. Con 552 casos por cada cien mil habitantes en dos semanas, el coronavirus tiene una presencia seis veces mayor que en el distrito de Salamanca, el más rico de Madrid.

Solo un 17 % de la población tiene estudios superiores, hay un 11 % de paro y la renta media es de 17.476 euros anuales.

La pobreza expone que el virus sí entiende de clases
Comentarios