jueves. 11.08.2022

Ana María Fuertes Martínez tiene 58 años. Es la vicepresidenta de la Asociación de Leonesa de Afectados de Fatiga Crónica y Fibromialgia. «El médico de cabecera puso en mi informe clínico que tenía fibromialgia, pero no me dijo nada. Me enteré cuando tuve un accidente de trabajo y me enviaron a la unidad del dolor». Además del dolor y la fatiga, Ana María ha superado un cáncer y cuatro operaciones. «Soy muy vitalista y parece que no me pasa nada, pero hay pocos días que me levante bien. Me duele todo menos la cabeza y me cuesta coger el ritmo». No es fácil hacer vida normal encarando el dolor constante. «Los síntomas empeoran con los cambios de tiempo y cuando me pongo nerviosa, pero como soy muy vitalista intento tomármelo de la mejor manera posible porque hay poco que pueda hacer». Su tratamiento es el paracetamol y una terapia para los huesos.

«Pocos días estoy bien, menos la cabeza me duele todo»
Comentarios