miércoles 2/12/20
AÚN HAY NUEVE FUGADOS

La Policía detiene a otro de los inmigrantes fugados el sábado del Centro de Internamiento de Extranjeros de Murcia

La Policía Nacional ha detenido este lunes, en la Región de Murcia, a uno más de los 25 fugados el pasado sábado del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera la Verde (Murcia), con lo que el número de arrestados asciende a 16 y continúa el dispositivo de búsqueda para localizar a los nueve que aún permanecen desaparecidos.

Está previsto que los 15 primeros detenidos pasen este martes a disposición judicial, según han informado a Europa Press fuentes del Cuerpo Nacional de Policía.

La Policía Nacional anunció este lunes que ha divulgado a nivel nacional las identidades de los inmigrantes que permanecen fugados desde su huida el pasado sábado del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Sangonera la Verde con la finalidad de proceder a su detención "donde se les pueda localizar", e iniciar el trámite judicial y las dependencias oportunas.

Así lo hizo saber en rueda de prensa el comisario Pedro Vidal Espinosa, jefe Superior de Policía Nacional en funciones, quien compareció ante los medios de comunicación junto al delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Joaquín Bascuñana, durante la visita que ambos han realizado a las instalaciones de las que se fugaron los 25 inmigrantes el pasado sábado.

Bascuñana confirmó que la Policía Nacional está llevando a cabo todas las pesquisas para localizar a los diez inmigrantes que permanecen fugados, y lanzó un mensaje de tranquilidad a la población, porque "no son delincuentes peligrosos ni han cometido ningún delito en España. Únicamente se trata de personas que llegaron en patera y están indocumentados", ha puntualizado.

El delegado confirmó que los incidentes se produjeron el sábado a las 19.40 horas, cuando la Policía abrió el recinto en el que estaban los hombres alojados para que pudieran salir a los servicios antes del partido de fútbol que enfrentó a España y Francia en la Eurocopa.

Normalmente, explicó que los internos salen en grupos reducidos de cinco personas, pero en esta ocasión, cuando el agente abrió la puerta del pabellón, los inmigrantes evitaron que cerrara la puerta, y comenzaron a empujarle, mientras otro interno entretenía a un segundo policía.

De esta forma, se acumuló un número importante de internos en la puerta y evitaron el cierre de la misma, arremetiendo contra los agentes con mangueras y extintores. Incluso, uno de los implicados intentó abrir el recinto de mujeres para crear más confusión, pero la policía logra evitarlo, ha confirmado Bascuñana.

Por ello, el delegado ha confirmado que, tal y como ha comprobado en las imágenes de video-vigilancia captadas, el ataque y la fuga "estaba totalmente premeditado y preparado". La celeridad con la que se puso en marcha el dispositivo policial posterior permitió evitar la propagación del incidente en el CIE así como la localización, hasta este momento, de 15 de los fugados.

En cualquier caso, el delegado ha confirmado que, tanto a los 15 internos detenidos como a los que permanecen fugados, se les han paralizado las órdenes de expulsión, y se han preparado todos los informes para remitirlos al juzgado.

De hecho, ha señalado que los 15 detenidos tendrán que comparecer este martes ante el juez, puesto que ahora "sí que han cometido un delito, ya que han arremetido contra la autoridad, han producido daños y han cometido un delito", por lo que "será el juzgado el que dicte los autos que correspondan".

Centro de internamiento
Bascuñana explicó que el CIE es un centro de extranjeros, por lo que no es ningún centro penitenciario, y las medidas de seguridad que se aplican están "totalmente controladas, vigiladas y supervisadas por el juzgado". "No son medidas propias de presos, sino de personas que están internas para su posterior retorno a su país de origen", ha añadido.

En estos momentos, ha confirmado que en el CIE hay 107 internos que proceden de la mitad sur de España, ya que es el único centro de acogida y referencia para los inmigrantes detenidos de Madrid hasta el sur, tras el cierre del centro de Málaga. Así, sólo 23 proceden de las comisarías de la Región de Murcia y, el resto, hasta 84, proceden de otras regiones y, fundamentalmente, 70 de ellos venían de Almería.

El centro tiene capacidad para acoger hasta 137 internos de forma cómoda, tanto hombres como mujeres o familias, que también tienen sus dependencias habilitados. En el centro se encuentran "con normalidad y sin ningún tipo de agrupación o masificación" con el objetivo final de que vuelvan a su país.

Bascuñana ha confirmado que la estancia máxima legal establecida en el Centro es de 60 días, pero este año 2012 hay una estancia media de 29 días, y en 2011 se situó en 30 días. A lo largo de ese periodo se cumplimenta toda la documentación y trámites para su retorno.

La Policía detiene a otro de los inmigrantes fugados el sábado del Centro de...
Comentarios