jueves 15/4/21

La Policía investiga una fiesta con aglomeraciones en una discoteca de Madrid

macrofiesta ilegal en una nave industrial abandonada de Llinars del Vallès en la provincia de Barcelona. ALEJANDRO GARCÍA
Macrofiesta ilegal en una nave industrial abandonada de Llinars del Vallès en la provincia de Barcelona, a principios del mes de enero. ALEJANDRO GARCÍA

La Policía Municipal de Madrid ha anunciado que abrirá una investigación sobre lo ocurrido en el Teatro Barceló este jueves tras difundirse por redes sociales un vídeo con aglomeraciones de personas en el interior de la discoteca bailando y sin mascarilla.

En el vídeo aparecen decenas de personas bailando, saltando y cantando en el interior de la discoteca, sin mascarilla y sin guardar las distancias de seguridad.

La fiesta, celebrada el 21 de enero, había sido promocionada en redes sociales con el lema 'Be cool, be safe' y la imagen de una mascarilla.

El horario previsto era de las seis de la tarde a las 23.45 horas, cuando en la Comunidad de Madrid el toque de queda se redujo a partir del lunes 18 de enero de once de la noche a seis de la mañana.

Para iniciar la investigación, la Policía Municipal de Madrid están recabando toda la información posible y recuperará todos los antecedentes y expedientes que afecten a este local de ocio, según informan fuentes municipales.

Aún queda por recibir la denuncia de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid, quien ha solicitado una investigación al respecto.

En un comunicado remitido este viernes, el Teatro Barceló lamenta el contenido de esas imágenes y explica que "inmediatamente después" del momento que muestra dicho vídeo el personal de la sala expulsó del local "con la mayor celeridad" al grupo de personas que aparece "por incumplimiento de la normativa sanitaria".

Asimismo, agrega que la situación que aparece en el vídeo es "consecuencia de una reacción espontánea de una parte del público, localizado en una zona muy concreta de la sala" y anuncia que "reforzará las medidas internas necesarias que permitan garantizar que un hecho de estas características no pueda volver a producirse".

Fuentes policiales han explicado a Efe que, ante las denuncias del vecindario de la discoteca, por ruido y aglomeración de personas, varios agentes acudieron a los alrededores del lugar e interpusieron multas por incumplir las medidas sanitarias por la covid-19.

Sin embargo, los agentes no se personaron en el local porque, según fuentes municipales, no tuvieron conocimiento de esa fiesta.

La organización FACUA-Consumidores en Acción ha denunciado ante la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid al Grupo Trapote, propietario de la discoteca Teatro Barceló y pide "adoptar como medida provisional la clausura del establecimiento".

Además, insta a Sanidad a que inicie el correspondiente expediente sancionador por el incumplimiento de las medidas sanitarias aprobadas para combatir la pandemia de Covid-19.

Las discotecas y bares de copas de la Comunidad de Madrid fueron obligadas a cerrar a finales de agosto como consecuencia del coronavirus, aunque tuvieron la opción de reabrir a partir de octubre reconvertidos en bares y restaurantes.

La Asociación de Empresarios de Ocio Nocturno de Madrid (Noche Madrid) reconoce que "puntualmente se puedan estar produciendo problemas en el funcionamiento de los locales" y ha respaldado las explicaciones ofrecidas por el Teatro Barceló.

En cambio, la Junta Directiva de la Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculos, asociación que agrupa a la mayoría de los profesionales de la música y los espectáculos en directo, ha manifestado en un comunicado su "total desaprobación" con esta fiesta, que considera "una ofensa a los profesionales de la industria del espectáculo en directo que durante todos estos meses han respetado las medidas sanitarias".

El alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, ha arremetido contra la "pandilla" de "irresponsables" que organiza y acude a fiestas ilegales, a quienes ha recomendado pasearse por los hospitales y tanatorios de la región y "poner en una balanza su frivolidad y sus ganas de fiesta" con el "drama y el dolor" que está provocando la pandemia.

Por su parte, la consejera madrileña de Cultura y Turismo de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, considera que las imágenes ponen en evidencia "la irresponsabilidad de los propietarios del local y de quienes participaban en la fiesta. 

La Policía investiga una fiesta con aglomeraciones en una discoteca de Madrid
Comentarios