miércoles. 17.08.2022
undefined
La Fundación Triángulo convocó una concentración para iluminar el edificio con linternas tras la decisión de Carlos Pollán. NACHO GALLEGO

El Grupo Parlamentario Socialista ha defendido que no incumple la normativa vigente al haber ubicado una "pancarta" con la bandera LGTBI en sus despachos de las Cortes y, pese a que desde la Presidencia se ha solicitado que se retire, no prevé quitarla para mostrar su defensa al colectivo y por ser un "ejercicio de libertad de expresión".

La coordinadora del área de Familia del Grupo Parlamentario Socialista, Nuria Rubio, ha avanzado que los servicios jurídicos del PSOE han elaborado un escrito de respuesta a la solicitud para retirar el símbolo realizada por el presidente, Carlos Pollán. "No estamos incumpliendo ninguna normativa y no vamos a retirar la pancarta del edificio de Las Cortes en reconocimiento al colectivo LGTBI".

Para Rubio "es muy triste" que en el día en el que se celebra el orgullo del colectivo el presidente de las Cortes haga una solicitud de retirada de esa bandera multicuolor con el PP como "mayor cómplice", ya que, como ha recordado, hasta el año pasado el edificio que alberga el Parlamento se iluminaba con el arco iris en respaldo al colectivo LGTBI, algo que en esta ocasión tampoco se ha hecho.

A esto ha sumado la "negativa" de Vox a dar lectura a una Declaración Institucional de apoyo pese a que, como ha señalado: "Nunca había habido problemas con esto en esta casa". Ante esta situación ha pedido al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que actúe con hechos y se posicione en este tema, ya que, como ha señalado, su respaldo al colectivo no se puede quedar únicamente en un tweet.

En concreto, el escrito de los servicios jurídicos del PSOE defiende que los socialistas no han colocado banderas que pudieran entrar en contradicción con la normativa vigente sino que se trata de una "pancarta" de colores que simbolizan al movimiento LGTB, por lo que "no se contraviene la citada norma", en referencia a la sentencia del Tribunal Supremo a la que se ha acogido la Presidencia de las Cortes para pedir su retirada.

El PSOE señala también que en el mail de solicitud rubricado por Pollán se advierte de que si no se retira la "bandera" o "pancarta" se solicitará a los servicios de seguridad de la Cámara que procedan a quitarla. "La 'bandera' está colocada en dependencias del Grupo Parlamentario Socialista, no en espacios comunes, y si se procediera a irrumpir en los despachos de los parlamentarios del Grupo Socialista para la retirara forzosa de la pancarta con los colores del movimiento LGTBI, el Grupo se verá obligado a interponer cuantas acciones legales le asistan", han señalado desde el PSOE.

Por último, los socialistas recuerdan al presidente de las Cortes que "se está realizando un ejercicio legal de libertad de expresión por parte de los procuradores y, en ningún caso, puede ser objeto de coacción alguna".

La Junta "respeta" la decisión de Pollán

El consejero de Economía y Hacienda y portavoz de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, ha expresado este martes su "respeto" por la decisión del presidente de las Cortes, Carlos Pollán (Vox), de reclamar al PSOE que retire la bandera arcoiris que colgó en la fachada del Parlamento, en concreto en las ventanas de sus despachos.

El grupo socialista tomó esta decisión en señal de apoyo al colectivo LGTBI y contra la decisión institucional de no iluminar el edificio como en años anteriores para conmemorar el Día del Orgullo. En declaraciones a los periodistas en León, Fernández Carriedo ha precisado que en España "el poder ejecutivo es controlado por el legislativo y no al revés".

Y ha añadido: "Por lo tanto no le corresponde al ejecutivo controlar la labor del legislativo si bien el Gobierno autonómico tiene claro el trabajo por la igualdad, por la cohesión social y por apoyar a las personas que más lo necesitan". No obstante, ha puntualizado que el Gobierno también tiene la obligación de ser respetuoso con la tarea que corresponde al Parlamento".

Fuentes del Parlamento autonómico han explicado que, para hacer esa petición, el presidente de las Cortes se apoya en una sentencia del Tribunal Supremo de junio de 2020 con la que esa instancia judicial fijó como doctrina que este tipo de actos van en contra de la neutralidad de las administraciones públicas, en referencia a la colocación de banderas no oficiales en el exterior de edificios públicos. 

"El PP está siendo chantajeado por Vox"

La presidenta de la Fundación Triángulo Castilla y León, Yolanda Barrientos, cree que el PP "está siendo coartado o chantajeado por la posición de Vox" dentro del gobierno de la Junta de Castilla y León, en aspectos como el apoyo a las reivindicaciones del movimiento LGTBI+. Así lo ha trasladado Barrientos, en declaraciones a los medios de información, tras el acto de apoyo al movimiento LGTBI+ que ha tenido lugar en la Diputación de Valladolid y en el que han participado todas las fuerzas políticas, también los populares, con la excepción de Vox.

"Vox tiene un 17 por ciento de votos en la Comunidad y quiere imponer su visión cuando el resto de la población apoya a otras acciones políticas desde las diferencias, porque el PP defiende otras cosas diferentes al PSOE o a IU pero siempre ha habido una posiciones a favor de la igualdad, la libertad y la diversidad", ha explicado.

En su opinión, el PP "se hace un flaco favor a sí mismo porque esas contradicciones las gente las detecta, sobre todo las personas LGTBI+, porque si vemos que en otros momentos ha apoyado avances legislativos y en este momento se está retrayendo”. La presidenta de la Fundación Triángulo ha añadido que los populares entran "en un contrasentido" al apoyar un acto como la lectura del Manifiesto de la FEMP con motivo del Día del Orgullo en la Diputación, pero en las Cortes de Castilla y León, presididas por Carlos Pollán (Vox), rechazan iluminar su fachada con la bandera arcoiris.

"Si el señor Pollán no ha querido poner la bandera en la fachada de las Cortes, el PP podía haber salido, podía haber venido a la concentración, pero está pasando de puntillas", ha afirmado antes de criticar el silencio de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco (PP), quien este pasado lunes afirmó que "eran instituciones diferentes", por lo que "debería haber sacado su bandera a su fachada”.

También ha tenido palabras para el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, a quien ha reprochado su actitud de "no mojarse para que el compañero de gobierno no se enfade, no tenga actitudes más altaneras o más de enfrentamiento". A su juicio, esta confrontación busca que la sociedad "se enfrente por la diversidad sexual" y ha recordado que la convivencia en España estaba garantizada con avances legislativos y que se verá impulsada con la aprobación de este proyecto de Ley nacional que va al Congreso. "Cada uno tiene su forma de amar, ninguna forma impide otra y creo que esa actitud [del PP] de pasar de puntillas la sociedad no lo entiende y parece que al final están abandonando a la sociedad LGTBI", ha concluido.

Canarias luce el arcoíris ajena al fallo que invoca Pollán

A pesar de estar en el origen de la sentencia que invoca la Presidencia de las Cortes de Castilla y León, ostentada por Carlos Pollán (VOX), para ordenar la retirada de una bandera arcoíris colocada por el PSOE en la fachada de esta institución, Canarias luce hoy, en el Día del Orgullo LGTBI+, esta enseña en varias de sus instituciones.

El Parlamento de Canarias, el Cabildo de Tenerife y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y de otros municipios han izado la bandera arcoíris, mientras que el consistorio de la otra cocapital de la comunidad autónoma, Santa Cruz de Tenerife, se iluminará por la noche con estos colores. Fue precisamente el Ayuntamiento de Santa Cruz el germen de la sentencia de junio de 2020 en la que el Tribunal Supremo estableció que no pueden utilizarse banderas no oficiales en el exterior de los edificios públicos.

En su fallo, el alto tribunal anuló un acuerdo de la corporación chicharrera de exhibir en su sede como bandera nacional de Canarias la de las siete estrellas verdes, vinculada desde sus orígenes al movimiento independentista. Años antes, concretamente en marzo de 2016, el Tribunal Superior de Justicia de Canarias declaró ilegal que los cabildos icen en sus sedes la misma bandera tricolor con las siete estrellas verdes porque considera que con ello vulneran su deber de neutralidad.

Esta sentencia zanjó la controversia entre la Delegación del Gobierno en Canarias y varios cabildos y ayuntamientos de las islas que tradicionalmente enarbolan esa bandera el 22 de octubre, aniversario de la creación de ese emblema y de la fundación del movimiento independentista Mpaiac.

Además, el por entonces delegado del Gobierno, Enrique Hernández Bento (PP), hizo desistir al Cabildo de Gran Canaria de izar la bandera palestina en el Día Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, al solicitar en los juzgados medidas cautelares para evitarlo. Pero con el paso del tiempo banderas de todo tipo, más allá de la LGTBI+, han vuelto a las fachadas de las instituciones canarias, como la trans, que fue desplegada en el Parlamento autonómico, la feminista y también la saharahui, en concreto en el Cabildo de Fuerteventura en febrero de 2018.

A palos por la bandera: Pollán ordena retirarla y el PSOE se niega
Comentarios