martes. 31.01.2023
Según la OMS, cada año fallecen por este motivo en Europa más de 80.000 personas

La polución causa más víctimas que los accidentes de tráfico

Aunque la contaminación es menor en carretera no ocurre lo mismo en las zonas urbanas
Aunque por todos es conocido que la polución atmosférica contribuye al efecto invernadero, cada día son más los estudios que demuestran que la contaminación provocada por el sector automovilístico causa más víctimas que las producidas por los accidentes de tráfico y que está muy relacionada a corto plazo con diversas patologías cardiorrespiratorias. En este sentido, la Agencia Europea de Medio Ambiente ha hecho público un informe en el que se indica que las nuevas tecnologías, tanto en la mejora de los vehículos como de los carburantes, han logrado que en la última década las emisiones contaminantes de los vehículos se redujesen en Europa un 35%. Pero sólo sucede esto en el tráfico por carretera porque en las ciudades la circulación sigue colaborando cada año en la muerte prematura de miles de personas. La explicación, según los autores del estudio, se debe al aumento del parque automovilístico, a la reducción de la velocidad en los núcleos urbanos (más congestión del tráfico) y a que muchos propietarios de vehículos de gasoil han modificado los motores para aumentar su potencia. Afirman, además, que si bien el uso de la gasolina sin plomo reduce la contaminación, para mantener su poder aromático se utiliza benceno, una sustancia cancerígena. Por otra parte, aunque los vehículos diesel son más eficientes, emiten partículas más pequeñas que llegan hasta los alvéolos pulmonares lo que supone que, potencialmente, pueden causar un mayor daño a largo plazo. Por eso, recomiendan el uso de vehículos impulsados por electricidad o hidrógeno, especialmente cuando se calcula que en el año 2010 habrá en el mundo más de 1.000 millones de vehículos, uno por cada seis personas. Los riesgos del tráfico Recientes estudios médicos concluyen relacionando las emisiones del tráfico y muchas enfermedades. Así, en uno realizado en Bélgica se afirma que quienes viven a menos de 100 metros de una autopista o de 50 metros de una vía urbana con mucho tráfico, tienen el doble de riesgo de morir por un problema respiratorio o cardiovascular. Científicos italianos afirman que pasear durante un día por la calles de Milán es equivalente a fumar el contenido en benceno de 15 cigarrillos. Algo a tener en cuenta porque tabaquismo y contaminación ambiental son responsables de patologías como asma y bronconeumopatía obstructiva crónica. Por otra parte, en una investigación hecha en Alemania se afirma que el riesgo de sufrir un infarto de miocardio se triplica en la primera hora después de ir en coche. Aunque se lleven las ventanillas cerradas, el aire del interior del vehículo también es nocivo ya que, según se asegura desde Ecologistas en Acción, los niveles de monóxido de carbono y benceno son de 2 a 5 veces más altos que en la calle. En Toronto (Canadá), se ha llevado a cabo un experimento en el que se demuestra que la contaminación atmosférica incide de forma negativa sobre los vasos sanguíneos. Para su realización, 125 voluntarios sanos inhalaron en una cámara de aire elevadas concentraciones de ozono y partículas en suspensión similares a las existentes en las zonas urbanas durante las horas con mayor tráfico. Después de dos horas de exposición, los vasos sanguíneos se estrecharon entre el 2 y el 4%, algo que no ocurre si el aire carece de las citadas sustancias. Los investigadores concluyen que no es probable que este porcentaje de contracción provoque problemas cardiovasculares en personas sanas. Sin embargo, en individuos con enfermedades coronarias o riesgo de padecerlas, puede aumentar la tasa de accidentes coronarios.

La polución causa más víctimas que los accidentes de tráfico
Comentarios