jueves. 08.12.2022
El análisis de los datos

Los positivos se desploman y arrastran a los indicadores

El menor número de test los domingos provoca la caída de contagios detectados Ningún fallecido en la provincia

Cuando los principales indicadores de riesgo que anticipan el aumento de contagios estaban en continuo aumento desde hace varios días, los datos comunicados por la Junta de Castilla y León ayer mostraron un desplome de los positivos en la provincia el domingo, con sólo cuatro casos, una cifra que no se producía desde los primeros días de agosto, muy lejana todavía la evolución al alza de la segunda de las terceras olas vividas hasta ahora durante la pandemia. Ese descenso arrastró a la baja a todos los indicadores de riesgo, tanto la evolución a los 14 días, que si situó en el 84,79, un 1,22 menor que el día anterior, y al 1,32 más bajo de evolución a los 7 días, que ayer estaba en un 45,32. También baja el índice reproductivo hasta el 1,14, cinco puntos menos que el día anterior.

Los responsables sanitarios consultados por este periódico creen que esta brusca bajada de positivos —el día anterior sumaron 25 y con el índice reproductivo subiendo— se debe a la menor actividad de test y pruebas diagnósticas que se realizan los fines de semana, especialmente en domingo, por lo que esperan un aumento de casos hoy o mañana al recuperarse el ritmo diagnóstico.

Tampoco se registró ninguna muerte por lo que el número de decesos desde que comenzó la pandemia se mantiene en 2.066.

En el conjunto nacional suben los contagios. Sanidad notificó ayer 15.501 casos y 189 muertes este fin de semana, con la incidencia al alza hasta 149.

Los nuevos contagios de coronavirus y la incidencia acumulada, especialmente en el registro a 7 días en Castilla y León han crecido cerca de un 20% durante la última semana. El crecimiento de los indicadores durante la última semana ha sido más intenso que en la anterior, pero todavía es un ritmo alejado de los peores momentos de la segunda y tercera ola de la pandemia, pues en esta última la incidencia se duplicó durante varias semanas.

En Castilla y León están en riesgo máximo las provincias de Soria, con 253 casos por 100.000 habitantes en catorce días de evolución y 126 a 7 días y con unas UCI al 32%. También tienen una alta incidencia Burgos (215 a catorce días y 116 a siete días), y Segovia (214 y 124, respectivamente).

La media de Castilla y León está a 124 a los 14 días y 67 en la última semana. La ocupación de las UCI está en el 22, 63%, muy por encima que las de la provincia de León, que ayer se colocaron en el 16,84%.

Balance 29-3
Clic sobre la imagen para ampliar

Los positivos se desploman y arrastran a los indicadores
Comentarios